El selectivo ha subido un 0,78% y el riesgo-país se ha hundido 14 puntos básicos, hasta mínimos de abril

Alemania logra que el Ibex roce los 8.000 puntos y que la prima se enfríe a 400

El Ibex 35 ha subido un 0,78%, hasta 7.992,1 puntos, y ha llegado a tocar los 8.000, después de conocerse la decisisión del Constitucional alemán sobre la creación del fondo permanente de rescate (MEDE) de la eurozona. El riesgo-país se sitúa en 401 puntos tras enfriarse casi 14 puntos de golpe; son niveles que no se veían desde abril.

¿Quién lo iba a decir? Alemania ha sido hoy el motor de las Bolsas del sur de Europa y, al mismo tiempo, ha aplacado a los mercados de deuda. La luz verde del Tribunal Constitucional germano a la creación del fondo permanente de rescate ha impulsado al Ibex 35, que por primera vez desde abril ronda los 8.000 puntos. Ha permitido, además, que la prima de riesgo haya cerrado en 401 puntos, niveles que tampoco se veían desde abril. La rentabilidad del bono español a 10 años se sitúa en el 5,63%, mientras que la deuda italiana a una década se queda en el 5%.

El índice de referencia de la Bolsa española, después de algunos altibajos a lo largo de la sesión, ha terminado con una subida del 0,78%, en los 7.992,1 puntos, con Sacyr (8,29%), Mapfre (3,79%), Gas Natural (2,91%) e Iberdrola (2,91%) tirando del carro. El grupo constructor que preside Manuel Manrique se ha recuperado con fuerza en un momento en el que el sector está registrando importantes revalorizaciones ante la próxima construcción de importantes proyectos urbanísticos como Eurovegas en Madrid. El volumen de negocio en la Bolsa ha alcanzado los 2.007 millones de euros, por encima de la media diaria de 1.755 millones en lo que va de mes.

El visto bueno alemán sobre el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) y el pacto europeo de disciplina fiscal es un paso decisivo para el futuro del euro y para el comportamiento del mercado. "Los inversores ya descontaban en su mayoría que el tribunal aprobaría la constitucionalidad de la participación de Alemania en los fondos de rescate ya que lo contrario supondría prácticamente el final de la zona euro", explicaban desde Link Securities esta mañana. La firma considera que las condiciones "serán asumibles y que consistirán en una mayor participación y supervisión por parte del Parlamento alemán en este tipo de cuestiones".

IBEX 35 9.172,40 0,14%

El mercado de deuda ha respirado aliviado. La subasta de deuda en Italia ha sido un éxito, al menos relativamente: ha vendido 12.000 millones de euros a tres meses y a un año, con una rebaja sustancial en los tipos de interés. Alemania, por su parte, ha vendido bonos a cinco años a una rentabilidad media del 0,61%, por encima del mínimo histórico del 0,31% al que colocó los bonos en una subasta similar el pasado 1 de agosto. Las tornas, aunque poco a poco, comienzan a cambiar. Los países del arco mediterráneo pagan menos y los todopoderosos estados centroeuropeos pagan un poco más por financiarse.

Así, la prima de riesgo del bono español a 10 años se ha situado en los 401 puntos, su nivel más bajo desde el pasado abril. Ha caído en una sola sesión casi 14 puntos básicos. Los bonos a dos años pagan un 2,8% y los a cinco años, un 4,3%. El riesgo-país italiano, por su parte, está en los 340 puntos, tras hundirse -para bien- cerca de 13 puntos básicos.

La cita en Alemania no ha sido la única relevante para los mercados durante la jornada de hoy, ya que en Estrasburgo ha tenido lugar el debate del Estado de la Unión. La Comisión Europea ha propuesto encomendar al Banco Central Europeo (BCE) la supervisión de todos los bancos de la eurozona a partir de 2014, otorgándole nuevos poderes para retirar la ficha bancaria y sancionar a las entidades incumplidoras. Bruselas desoye así la resistencia de Alemania, que quiere limitar el poder del supervisor único a las entidades sistémicas más grandes.

La iniciativa choca también con las reservas de Reino Unido y los países del este de Europa, que temen que el BCE acumule demasiado poder y que ellos queden excluidos. En un intento de aplacar estas dudas, Bruselas deja claro que las reglas para el sector serán elaboradas por la Autoridad Bancaria Europea, donde están representados los 27 países de la Unión Europea. En una primera fase, desde enero de 2013, el instituto emisor asumirá el control de los bancos que hayan recibido ayudas públicas, abriendo así la puerta a la recapitalización directa. A partir de julio de 2013, el BCE pasará a vigilar también a las entidades sistémicas, mientras que el 1 de enero de 2014 se encargará ya de las alrededor de 6.000 entidades que hay en la eurozona.

Además, en Holanda se celebran elecciones legislativas anticipadas para resolver la crisis creada por la caída del Gobierno de coalición liberal-democristiano por los recortes presupuestarios para reducir el déficit público. El riesgo, la subida de los euroescépticos de la ultraizquierda o la ultraderecha, lo que complicaría el necesario apoyo parlamentario a cualquier rescate o para respaldar cualquier nuevo paso hacia una integración más estrecha de la eurozona.

El euro, por último, también celebra las noticias y se acerca a los 1,30 dólares, niveles que perdió en mayo; avanza desde los 1,29 de última hora de ayer.