_
_
_
_
"No es aceptable" que se establezcan condiciones extraordinarias

Andalucía acudirá a los mecanismos que garanticen la obtención de créditos "a precio razonable"

La consejera de Hacienda y Administración Pública, Carmen Martínez Aguayo, ha asegurado que, mientras los mercados financieros sigan cerrados, el Gobierno andaluz acudirá a cuantos mecanismos garanticen la obtención de créditos "a precio razonable", si bien, ha indicado que "no es aceptable" que se establezcan condiciones extraordinarias en la participación en el Fondo de Liquidez Autonómico (FLA), considerando que es preciso que estos recursos tengan una distribución "equitativa y eficiente".

Durante su intervención en el Pleno del Parlamento, a fin de informar sobre los límites de déficit y deuda fijados por el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), Martínez Aguayo ha señalado que los recursos de este fondo deben proporcionar cobertura a la financiación de los déficits autorizados, más allá de las amortizaciones pendientes de la deuda.

"Limitar los recursos del FLA a garantizar el pago de la deuda financiera sería injusto e ineficiente, porque premiaría a las comunidades más endeudadas, que tienen que devolver mayores importes, y perjudicaría a las que han mostrado mejores resultados en su gestión, como Andalucía", ha indicado Martínez Aguayo.

En su opinión, ello vendría a suprimir los efectos beneficiosos que tendría una mayor fluidez del crédito hacia la economía real con el abono sin demoras del gasto de las administraciones públicas. Por lo tanto, en opinión de la consejera, la distribución de los recursos del FLA debe tener en cuenta, de forma primordial, la financiación del déficit autorizado a cada comunidad autónoma.

Sobre la puesta en marcha de este mecanismo, la consejera ha lamentado que el lapso de tiempo desde el anuncio de su creación está perjudicando seriamente a las tesorerías autonómicas, entre ellas, a la de Andalucía, ya que las entidades financieras que comprometerán recursos en el mismo automáticamente dejan de financiar a las comunidades.

"Ello nos ha llevado a solicitar un anticipo al Estado que contribuya a paliar los efectos de la demora en la puesta en marcha del FLA, que probablemente no estará disponible hasta el mes de octubre", ha apuntado la consejera, quien ha recordado que el Estado debe valorar, como exige la Ley de Estabilidad, el impacto de su actuación sobre el resto de las administraciones, "ofreciendo la posibilidad de mitigar las secuelas transitorias de la puesta en marcha del FLA mediante la concesión de anticipos".

En este sentido, ha recordado que en el presente ejercicio el Gobierno ya ha concedido anticipos por importe de 5.476 millones de euros, de los cuales, Cataluña ha recibido 1.805 millones, la Comunidad Valenciana 1.398 millones y Madrid 710 millones, mientras que Andalucía únicamente ha recibido 229 millones. Por ello, la consejera ha explicado que la concesión del anticipo de 1.000 millones solicitado por la comunidad "estaría perfectamente justificada por esa congelación del crédito a las comunidades como consecuencia del anuncio del FLA".

Durante su intervención, Martínez Aguayo se ha referido también al Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) celebrado el pasado 31 de julio, en el que el Ministerio de Hacienda presentó la propuesta de fijación de los objetivos de deuda de cada Comunidad Autónoma para el período 2013-2015.

La titular de Hacienda ha denunciado que el objetivo propuesto para Andalucía es "totalmente ilógico e inaceptable", porque se plantea a una comunidad con un endeudamiento en relación con relación al PIB tres puntos por debajo de la media, y con uno de los endeudamientos por habitante inferior a la práctica totalidad de las comunidades.

Critica que las CC AA más endeudas se puedan endeudar aún más

"No es lógico que cuando se fija el objetivo y se toman como referencia los planes económico financieros aprobados, que ya establecían un objetivo para cada CC AA para 2013, se venga a realizar una asignación a Andalucía de reducirlo del 15,1% hasta el 13,2%", ha argumentado la consejera, destacando que, por el contrario, el objetivo que se fija a las comunidades más endeudadas es que se puedan endeudar todavía más, como ocurre con Galicia, Castilla La Mancha, Cataluña o la Comunidad Valenciana.

Según denunció Martínez Aguayo, en la práctica, esto significa una reducción de la capacidad de endeudamiento de Andalucía para 2013 de 2.700 millones de euros, que viene a sumarse a la reducción de gasto que supone la fijación del objetivo de déficit en el 0,7% en lugar de en el 1,1% del PIB.

En definitiva, según ha explicado la consejera, la propuesta realizada en el Consejo de Política Fiscal y Financiera significa plantear que Andalucía haga un ajuste de cerca de 3.800 millones de euros en un año, algo "absolutamente desproporcionado e inexplicable, siendo una comunidad con un déficit por habitante un 25% menor que la media y con una deuda por habitante la mitad (56,7%) que la media de las CC AA de régimen común.

No obstante, la consejera ha apuntado que se mantiene el diálogo con la Administración Central, buscando que se reconsideren estos objetivos y se tengan en cuenta con argumentos de Andalucía.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_