Draghi afirma contundentemente que el euro es irreversible