Lecturas de verano | Ana María Llopis

Literatura de mujeres... y el abuelo que saltó por la ventana y se largó

La presidenta de Dia destaca a escritoras y los grandes éxitos clásicos y actuales

Tengo infinitos libros pendientes", confiesa a las claras Ana María Llopis, presidenta de Supermercados Dia y consejera delegada de Ideas4all. "Sobre todo tengo pendiente la relectura de los clásicos griegos".

"Me gusta toda la literatura universal y sin duda los clásicos españoles: Cervantes, Calderón de la Barca, Fernando de Rojas, y también la poesía de Neruda, Cernuda, Antonio Machado, Miguel Hernández, León Felipe, Rafael Alberti, Bécquer y Quevedo", explica.

En su descanso asturiano lee bastante. "Me relaja y me hace sentirme de vacaciones", reconoce. Con ella, este año viaja El abuelo que saltó por la ventana y se largó, de Jonas Jonasson, novela escrita con mucho humor que promete que a los 100 años quedan muchas cosas por vivir. También lleva La corona española y el tráfico de negros, de Reyes Fernández, y El tiempo de arena, de Inma Chacón, finalista del Premio Planeta 2011.

"Me identifico con 'Diario de invierno' por ver la vida a través de las casas donde habitamos"

Aunque son muchos sus autores favoritos, quiere destacar a mujeres porque otros entrevistados hablan de hombres. "Yo voy a hacerlo de mis autoras favoritas: Arundaty Roy, Mercè Rodoreda, Virginia Wolf, Sady Smith, Maya Angelou, Margarite Yourcenar, Irène Némirovsky, Isabel Allende, Nadine Gordimer, Joyce Carol Oates, Margaret Atwood, Ángeles Mastretta y Amélie Nothomb".

Recomienda tres ediciones que ha leído recientemente. Ana no, de Agustín Gómez Arcos, un emigrante de la posguerra prácticamente desconocido. "Me pareció duro, realista y poético". También Toba Tek Singh, de Saadat Hasan Manto, "una joya de las consecuencias de la escisión de Pakistán, con una carga de controversia, son cuentos magníficos", cuenta. "Y El mapa y el territorio, premio Goncourt 2010, de Michel Houellebecq, que me ha parecido magnífico y entretenido. No podía dejar de leerlo, solo que me parece que el final no queda bien resuelto".

También le ha gustado recientemente La llave de Sarah, de Tatiana de Rosnay, "que me ha hecho descubrir a esta escritora moderna y excelente, la recomiendo". Suele leer en inglés o español y ahora en el iPad, que ha sustituido a su Kindle.

Con su Macondo familiar

Llopis hace cinco recomendaciones para los lectores. Todas de literatura contemporánea. La primera, una de las obras cumbres en español. El Macondo de Gabriel García Márquez en Cien años de soledad, "porque era como la vida de mi bisabuela venezolana en la ciudad de Coro, con su hotel en la casa de las 100 ventanas, y su libertad muy adelantada para la época".

También La plaza del diamante, de Mercè Rodoreda. "Una joya de la cotidianidad y la vida de la mujer en la posguerra". Además, dos obras de Albert Camus, El extranjero, y "la maravilla" recién publicada de El primer hombre. "Me gusta por su existencialismo, su cultura universal mediterránea y por su sentido de la justicia", afirma. "Y recientemente Paul Auster, que me encanta, pero sobre todo en Diario de invierno, porque me identifico con su hilo conductor de ver la vida a través de las casas de cada uno, sobre todo cuando se ha hecho mucha mudanza en la vida".