_
_
_
_
La entidad cierra el semestre con 4.448 millones de números rojos

Las pérdidas millonarias de Bankia provocan el auxilio anticipado del FROB

Bankia ha cumplido las previsiones. Los analistas esperaban unas pérdidas de 4.500 millones y así ha sido: 4.448 millones de números rojos en el primer semestre. Estas pérdidas han obligado al FROB a inyectar dinero con antelación con el objetivo de restaurar los niveles de solvencia del banco.

Logo de Bankia
Logo de Bankia

El Gobierno va a tener que inyectar dinero antes de lo previsto en Bankia y antes de que lleguen los fondos de Bruselas. Los números rojos que ha presentado la entidad en el primer semestre obligan a ello. Y es que Bankia ha perdido 4.448 millones en seis meses, según las cuentas remitidas a la CNMV, una cifra que ha impactado en su balance y que fuerza la llegada anticipada de fondos para su supervivencia.

Los saneamientos para provisionar los activos tóxicos de la entidad bancaria han sido los principales causantes de las pérdidas. Bankia ha dedicado 7.500 millones de euros a absorber los pasivos provocados por el deterioro de sus activos y a tapar otros agujeros. Con ese impacto, era imposible remontar a unos niveles que permitieran su continuidad sin una transferencia urgente. El FROB ha salido al rescate, pero eso precisamente es lo que llama la atención.

España tiene a su disposición 30.000 millones del rescate de hasta 100.000 millones que le ha concedido Europa y que se le dieron antes del verano por si tenía que actuar de forma urgente en alguna entidad. Bankia estaba en la cabeza de todos, pero cuando finalmente ha llegado el momento de hacer uso de ese dinero, el Gobierno ha preferido apelar al FROB. La inyección de capital será inmediata, aunque el Gobierno no ha divulgado la suma. La cuestión es por qué será el FROB, con sus disminuidos recursos actuales, en lugar de Bruselas, con su paquete de dinero fresco, el que actuará. Fuentes de Economía han señalado que esta fórmula será, en última instancia, más rápida que si el dinero proviniera del fondo de rescate europeo y además no tendría por qué justificarse la urgencia de la inyección.

El caso es que el FROB ha publicado una nota de prensa en la que asegura que "con el objeto de fortalecer la posición de capital regulatorio del grupo, mientras se culmina el mencionado proceso de reestructuración, el FROB tiene previsto inyectar capital en el grupo BFA-Bankia con carácter inmediato, siempre de conformidad con la normativa de ayudas de Estado". Se trata de un anticipo; cuando llegue el dinero de Bruselas, se recuperará.

"Con estas actuaciones, el funcionamiento ordinario del grupo y, en particular, las relaciones con la clientela seguirán desarrollándose con total normalidad", es el mensaje último que lanza el FROB para intentar tranquilizar a los clientes de Bankia.

El problema real que hay detrás de la inyección de dinero es que las pérdidas de Bankia han arrastrado a su matriz, BFA. Bankia tiene problemas y su capital principal, el colchón que debe tener según la normativa, se ha quedado en el 6,3% después de estas pérdidas, cuando la exigencia es del 8% y a partir del 1 de enero de 2013 será del 9%. Pero el caso de BFA es peor. Pese a que sus pérdidas son menores, 2.806,7 millones de euros en el primer semestre, es en realidad la culpable de la intervención urgente del FROB. Y es que el core capital se queda tras las pérdidas en un 1,8%.

"Los resultados que presentamos este semestre en Bankia hay que enmarcarlos dentro del plan de saneamiento que presentamos al mercado en el mes de mayo", ha advertido el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri. El alto cargo ha recordado que en ese momento se advirtió del volumen de provisiones que habría que asumir y que se irían reflejando a lo largo de este año. "En el primer semestre hemos cargado a la cuenta de resultados 7.500 millones, que es lo que justifica el resultado final del banco", añade, según las declaraciones recogidas en la nota de prensa remitida por la entidad.

El problema, como avisa Goirigolzarri, es que el proceso no ha terminado. En el segundo semestre vendrán más provisiones, lo que reducirá más la ratio de solvencia y obligará a más inyecciones públicas, aunque se cuenta que entonces ya serán a cargo de Bruselas.

Pese a que será el FROB el que preste el dinero urgente a Bankia, la tutela de Bruselas se ha visto claramente en un comunicado emitido por el Eurogrupo tras conocerse las pérdidas multimillonarias y el rescate exprés a la entidad financiera. "Las cifras de Bankia confirman la importancia de la asistencia financiera de 100.000 millones" acordada entre Bruselas y España, dice la nota, ya que "provee un respaldo creíble y de rápido acceso para el sector financiero español".

El Eurogrupo tampoco explica por qué España no ha usado el dinero comunitario, pero alude a la inyección de urgencia en Bankia como a un "préstamo puente, a la espera del proceso de recapitalización y reestructuración total que está llevando a cabo España en el marco del programa de rescate financiero".

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_