Comunidad de Madrid

Aguirre propone que los maestros cuiden a los alumnos tras el comedor

El profesorado se mostró ayer indignado con la presidenta de la Comunidad de Madrid, tras proponer que sean los docentes quienes cuiden a los alumnos después del comedor. Para Carlos Sanz, del sindicato STEM, "la medida significa denigrar el avance y el progreso de los profesionales de la educación".

Esperanza Aguirre explicó que gran parte de los costes que asumen las familias por el comedor de sus hijos corresponde al pago de los cuidadores. "Cuando surgió la posibilidad de que las familias trajeran la comida de sus hijos y no tener que pagar así la del colegio, las empresas que ganaron los concursos de catering dijeron que la comida era solo la mitad del precio, el resto representaba de la vigilancia del comedor y recreos", añadió Aguirre.

"Es cierto que para nosotros fue una sorpresa que de los cinco euros más o menos que cuesta la comida, solo 2,5 fueran de comida", advirtió la presidenta madrileña. Por eso, Aguirre señaló que igual que los profesores supervisan el recreo por la mañana, les corresponde a ellos vigilar el tiempo de ocio tras la comida, aunque aclaró que no les corresponde el control del comedor.

Estas nuevas declaraciones de la presidenta de Madrid se suman a las que recientemente realizó señalando que los profesores deberían supervisar a los niños que trajeran el tupper de casa, porque desde su punto de vista, el horario estaba dentro de la jornada de trabajo de los maestros. Los sindicatos consideran que el low cost implantado por el Ejecutivo madrileño en materia de educación atenta contra la enseñanza pública.