Reforma sanitaria

Mato reúne hoy a los consejeros de Sanidad para aclarar el copago tras el aluvión de críticas

Los datos sobre el copago farmacéutico que ayer se dieron a conocer por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad han levantado ampollas no solo en el País Vasco, sino en otras instancias de la sociedad, como la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP), que ha acusado al Gobierno de "manipular y tergiversar los datos del gasto farmacéutico de julio".

Ante esta situación, la ministra de Sanidad, Ana Mato, decidió convocar ayer una reunión informal entre los consejeros de Salud de las comunidades autónomas para evaluar el impacto de las medidas de la reforma sanitaria. El encuentro comenzará hoy a las 10 de la mañana en Valladolid.

El gasto farmacéutico, según datos del ministerio de Sanidad, se redujo en julio un 24 % con respecto al mismo mes del pasado año, lo que en su opinión resulta la mayor bajada desde 1999 gracias a la puesta en marcha el 1 de julio de la reforma del copago farmacéutico en función de la renta.

Para el PSOE, esta información se lanzó de forma tergiversada. La Secretaria de Política Social socialista, Trinidad Jiménez y ex titular de Sanidad, acusó al Gobierno de realizar "un uso sesgado de los datos del gasto público farmacéutico, con el objetivo de obviar el ahorro conseguido por el anterior Gobierno socialista, que no afectó al bolsillo de los ciudadanos".

Jiménez explicó que el pasado junio el gasto subió alrededor de un 3,5%, circunstancia que ha intentado ocultar el ministerio al facilitar, recientemente, los datos por semestre y no por mes. Para el Ejecutivo vasco, esto supone ofrecer unos datos "erróneos".

Por su parte, el consejero valenciano de Salud, Luis Rosado valoró ayer de forma extremadamente positiva el ahorro que ha conseguido la Generalitat desde que se ha implantado el copago sanitario y señaló que este dinero permitirá "hacer frente a algunos de los pagos atrasados en estos momentos".