Fuertes pérdidas en el primer semestre

Monte de Paschi da un paso más hacia su nacionalización

El Estado italiano está ya preparando la chequera. El banco más antiguo del mundo ha presentado fuertes pérdidas en el primer semestre, lo que alienta la perspectiva de que cerrará el año en rojo, lo que supondrá la entrada del Estado en su capital.

Todo apunta a que el Gobierno italiano acabará entrando en el capital del banco Monte de Paschi di Siena, después de que el banco más antiguo del mundo haya cerrado el primer semestre con una pérdida muy superior a la prevista por el saneamiento de activos, lo que aumenta las posibilidades de terminar 2012 con números rojos.

Monte de Paschi, el tercer prestamista del país, tuvo que pedir ayuda pública en junio para rellenar un agujero en sus necesidades de capital y cumplir los nuevos requerimientos de solvencia de Bruselas.

Según los términos del acuerdo, venderá 3.400 millones en bonos al Tesoro y solo pagará intereses si consigue beneficios. Si cierra con pérdidas, emitirá nuevas acciones para el Estado, que se convertirá así en accionista. Según fuentes financieras, Italia asumirá un paquete del 3% cada vez que el banco no sea capaz de generar ganancias.

Y parece que en 2012 eso será lo que sucederá. Monte de Paschi ha anunciado unas pérdidas de 1.620 millones de euros en el primer semestre, así que será difícil que lo compense en los seis meses que quedan.