Declaraciones del ministro de Exteriores

Alemania considera "insensatas" especulaciones sobre salida Grecia del euro

El Gobierno alemán, a través de ministro de exteriores, ha asegurado que es insensato plantearse la salida de Grecia del euro. Las declaraciones de Westerwelle se dirigen, entre otros, al secretario general de la CSU (partido de la coalición que respalda a Merkel), Alexabnder Dobrindt, quien este domingo calificó de inevitable la salida de Grecia.

El ministro alemán de Asuntos Exteriores, el liberal Guido Westerwelle, ha calificado de "insensatas" las especulaciones acerca de la posible salida de Grecia de la zona euro, alimentadas este fin de semana por la gubernamental Unión Socialcristiana de Baviera (CSU).

"Alimentando prejuicios no se hace justicia a nuestra responsabilidad hacia Europa y el euro", afirma el jefe de la diplomacia alemana en declaraciones que publica hoy el rotativo Rheinischen Post.

Las críticas de Westerwelle se dirigieron al secretario general de la CSU, Alexabnder Dobrindt, quien este domingo calificó de inevitable la salida de Grecia del euro al afirmar que veía al país heleno "fuera de la zona euro en 2013".

Westerwelle considera precipitada toda valoración de la situación en Grecia antes de que la troika, formada por la Comisión de la UE, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional, presente su informe sobre el alcance de la aplicación de las reformas por el gobierno de Atenas.

La canciller alemana, Angela Merkel, pidió también ayer a sus socios de gobierno y europeos que midan sus palabras a la hora de abordar la crisis de la zona del euro, especialmente en lo que se refiere a Grecia, ante las consecuencias que puedan tener.

"Todos deberían medir bien las palabras", dijo Merkel en una entrevista con las cadenas públicas de la televisión alemana ARD y ZDF, en la que advirtió de que "hay que actuar con mucha cautela cuando se conocen las actuales necesidades de cambios en Grecia".

Tras subrayar que "Europa se encuentra en una fase decisiva para combatir la crisis del euro", Merkel señaló que "somos responsables unos de otros en Europa. Europa no es solo una Unión Monetaria, sino una comunidad política que durante muchas décadas ha traído paz".

Al igual que el pasado viernes cuando recibió al primer ministro griego, Andonis Samaras, en Berlín, Merkel señaló que antes de emitir juicios sobre el futuro de Grecia hay que esperar a conocer el informe de la troika.

Entre tanto Dobrindt ha sido criticado también desde su propio partido, como en el caso del vicepresidente del grupo parlamentario de la CSU en el Bundestag, Max Straubinger, que ha calificado de "refunfuñeo provinciano" sus manifestaciones sobre Grecia.

"Hay que ser de Absurdistán para pensar que Grecia se recuperará mas rápidamente si retorna al dracma", toda vez que no podría permitirse entonces realizar importaciones, tampoco de Alemania, señala Straubinger en declaraciones que publica hoy el diario Passauer Neuen Presse.