Tras estudiar la demanda de EE UU

La OMC reprende a China

Los pagos con tarjeta han sido motivo de enfrentamiento entre Pekín y Washington. EE UU presentó en 2010 una queja contra China ante la Organización Mundial del Comercio (OMC). Tras estudiar la demanda durante dos años, el organismo internacional decidió el pasado julio reprender a China por favorecer a su emblema local: Union Pay. Considera que el Gobierno chino perjudicó a otros esquemas de tarjetas en las operaciones con yuanes en territorio nacional.

La realidad es que, en un abrir y cerrar de ojos, China se ha hecho con una posición de liderazgo en la industria de medios de pago. En todo el mundo circulan 8.900 millones de tarjetas, según la consultora Retail Banking Research. De estas, un 32% llevan el logotipo de Union Pay. Detrás van Visa (28%) y Mastercard (19%). Eso sí, el gasto medio de los plásticos de Union Pay sigue lejos del de sus rivales.