Pequeños gigantes | Cuento de luz

Literatura infantil que ilumina Estados Unidos

Cuento de Luz no es una editorial al uso. Convencidos de que los valores universales no entienden de barreras culturales, se lanzaron hace dos años a publicar en inglés y español.

La editorial Cuento de Luz publica todos sus títulos en inglés y castellano
La editorial Cuento de Luz publica todos sus títulos en inglés y castellano

Si entra en su página web, le recibirá un niño volando entre libros y estrellas. Así de poética y libre se siente Cuento de Luz, una pequeña editorial que en dos años ha demostrado haber dado con la clave para difundir su literatura -y su ilusión- por los cinco continentes y, además, que las cuentas cuadren.

Fundada por Ana Eulate, una licenciada en Geografía e Historia dedicada por entonces a labores que poco tenían que ver con el sector, la empresa, pese a su juventud, ya empieza a tener beneficios gracias a la buena evolución de sus ingresos: en 2010 las ventas llegaron a 70.000 euros. En 2011 los han duplicado hasta los 150.000 euros, y su previsión para 2012 es volver a doblar la cifra cerrando el ejercicio con 300.000 euros.

Pero para la fundadora de la compañía lo importante no son las cifras, sino los contenidos. "Si la editorial ha funcionado bien es por su filosofía". Y es que Cuento de Luz no busca el éxito de ventas sea como sea, sino que se enorgullece de "publicar historias que dejan entrar luz, para rescatar al niño interior, el que todos llevamos dentro. Historias para navegar con la imaginación y contribuir a cuidar nuestro planeta, a respetar las diferencias, eliminar fronteras y promover la paz. Historias que no adormecen, sino que despiertan...", resume.

Pero ¿qué hace una ex agregada comercial de la Embajada de España en Río de Janeiro (Brasil) y exmiembro de la Dirección General de Relaciones Internacionales de la Comisión Europea en Bruselas cambiándolo todo por hadas, piratas y animalillos? "Me gusta escribir cuentos desde que era una niña y la idea de crear la empresa surgió con gran ilusión, de forma vocacional, desde el corazón, en época de crisis y sin grandes expectativas", recuerda Eulate.

"La idea era crear una editorial que enviase mensajes con valores universales que funcionasen en todas las culturas, independientemente de la raza, la ideología y la procedencia". Dicho y hecho y como por arte de magia un garaje en una localidad de las afueras de Madrid se convirtió en la sede desde la que conquistar la esperanza de niños de medio mundo.

Los primeros libros fueron títulos de Mónica Carretero (reconocida autora e ilustradora española), pero el éxito "está muy repartido entre muchos libros. Gustan mucho en general y, por ejemplo, en Estados Unidos ha sido muy premiado el de la Gallina Cocorina", una de las series de la editorial con dos títulos por el momento y un tercero que saldrá en breve.

Esta editorial, desde el principio, tuvo clara su vocación global. Tras publicarse los primeros libros en mayo de 2010, Cuento de Luz se lanzó enseguida al mercado internacional y participó a los pocos días en el BookExpo América, la feria del libro de Nueva York, obteniendo ya premios. De hecho, desde el comienzo publicaron todos sus títulos en castellano e inglés y actualmente Estados Unidos es el destinatario del 70% de los libros que se venden; allí han ganado 11 galardones. El resto de la producción se distribuye entre España, Canadá y América Latina.

Hoy forman un equipo de autores, ilustradores y traductores internacional, en el que, "aparte de la calidad artística y profesional de estas personas, destaca también su calidad humana", asegura la fundadora, sobre un plantel de colaboradores mayoritariamente español pero también con gente de Alemania, Polonia, Finlandia, Argentina, Colombia, Estados Unidos y China.

Cuento de Luz se siente una empresa moderna, innovadora y amiga de nuevas tecnologías (www.cuentodeluz.com). Y prueba de ello es su apuesta tanto por el formato electrónico -editan en las cinco versiones existentes de ebook- como por la actividad en redes sociales, hasta el punto de ser, después de Disney, la editorial de su gama con más seguidores en Facebook, gracias a los 195.000 fans que suman sus páginas en castellano e inglés. "Nuestro éxito en Facebook ayuda y se traduce en ventas, ya que muchos de nuestros seguidores han adquirido ya nuestros libros, los recomiendan o son potenciales consumidores y siguen de cerca nuestras novedades", aclaran desde la empresa, presente también en LinkedIn, Pinterest, Twitter, Foursquare o Google+. Si quieren, ya saben donde encontrar sus cuentos.

Sus historias, en todos los rincones

Con corazón. Cuento de Luz desea que sus historias lleguen a niños en zonas desfavorecidas del planeta o en conflicto. Por ello se ha vinculado este año a proyectos solidarios de dos fundaciones, con dos narraciones cortas que ha escrito la fundadora, Ana Eulate, y cuyos ingresos de las obras han sido donados a estas.

"El pasado mes de mayo hemos llevado el cuento El cielo de Afganistán a este país, en donde se ha distribuido gratuitamente a los niños, en las escuelas y a los estudiantes de español en la universidad de Kabul. Se tradujo al dari (una de las dos lenguas oficiales del país) y viajé junto a la Fundación Cometa, que está construyendo colegios para las niñas allí", explica Eulate justo antes de partir de nuevo a otra de estas misiones solidarias.

"Este verano he estado en Kenia, en la frontera con Uganda, junto a la Fundación Vipeika, para inaugurar Cuento de Luz School, una escuela construida por esta fundación que escolarizará a más de 300 niños africanos. Hemos distribuido en varias regiones del país el cuento Bonita es la vida, que hemos traducido al suajili", expone tras su reciente regreso.

Además, en esta pequeña editorial llevan a gala ser respetuosos con el medio ambiente, incorporando principios de sostenibilidad mediante la ecoedición, como forma innovadora de gestionar sus publicaciones y de contribuir a la protección y al cuidado de la naturaleza.