Estarán obligados a acreditar con un certificado el cobro o no de rentas sociales

Los solicitantes de los 400 euros tendrán que declarar si reciben ayudas autonómicas y su cuantía

Los solicitantes de las ayudas del Plan Prepara, los 400 euros para parados que se quedan sin prestación, tendrán que certificar que no reciban otro tipo de ayudas, según el Real Decreto publicado hoy en el BOE.

Parados en la puerta de una oficina del Servicio Público de Empleo en Madrid
Parados en la puerta de una oficina del Servicio Público de Empleo en Madrid

La nueva prórroga del Plan Prepara obligará a los solicitantes de la ayuda de 400 euros acreditar con un certificado oficial si reciben salarios sociales, rentas mínimas de inserción o ayudas análogas de asistencia social concedidas por las Comunidades Autónomas y las entidades locales.

En concreto, el texto del Decreto que regula las nuevas condiciones de este programa, publicado hoy en el Boletín Oficial del Estado (BOE), exige a los futuros beneficiarios "aportar, junto con la solicitud, un certificado emitido por dicha Comunidad Autónoma o entidad local donde se haga constar la percepción o no de dichas ayudas, y de su cuantía, por el solicitante y/o su unidad familiar". Sólo quedarán exentos de esta obligación aquellos que residan en comunidades o municipios que inscriban estas ayudas en el Registro de Prestaciones Sociales Públicas.

Esta acreditación se exigirá para ejecutar la compatibilidad parcial de los 400 euros con otras rentas sociales, ya que la ley indica que si la suma de esta ayuda y otras de este tipo concedidas por comunidades y/o ayuntamientos cobradas por el solicitante u otro miembro de su familia sumaran más de 481 euros, se descontará de la cuantía del Prepara lo que exceda de dicha cantidad. En la actualidad muchos solicitantes ocultaban si percibían estas rentas sociales, según fuentes cercanas a los Servicios Públicos de Empleo.

El texto legal recoge otras novedades como que el solicitante del Prepara deberá acreditar que en los dos meses que tiene para solicitar esta ayuda desde que agota el resto de prestaciones, ha estado buscando activamente empleo durante al menos treinta días. Para ello, la norma reconoce ahora que estar trabajando por cuenta ajena o propia durante este periodo computará como búsqueda activa. Asimismo, los nuevos beneficiarios estarán obligados a aceptar las ofertas "adecuadas" de empleo que les realicen los servicios públicos de empleo y también las empresas de trabajo temporal que colaboren con dichos servicios.

La Ministra de Empleo, Fátima Báñez, explicó ayer que aunque no se ha presupuestado para esta prórroga más dinero que para las ediciones anteriores, si se registraran más beneficiarios, las ayudas se financiarían "cueste lo que cueste"; si bien el texto del Decreto que publica hoy el BOE precisa que "en nigún caso esta medida podrá afectar al cumplimiento de los objetivos de estabilidad presupuestaria".