El ministro de Finanzas alemán reitera la posición del Gobierno

Shäuble: "dar más tiempo a Grecia no es la solución"

El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, dijo hoy que darle más tiempo a Grecia para que cumpla con el programa de ajuste no es una solución a la crisis, reiterando así la posición que viene defendiendo el Ejecutivo germano.

"Dar más tiempo no es una solución a los problemas y termina significando también más dinero", dijo Schäuble hoy en declaraciones a la emisora de radio pública SWR.

Según Schäuble, la eurozona ya fue "al límite de lo que se puede defender económicamente", con el programa de ayuda para Grecia acordado el año pasado.

El político cristianodemócrata añadió que no se trata de ser "más o menos generosos" sino de encontrar un camino que permita que la eurozona recupere la confianza de los mercados.

Para ello según el ministro, hay que esperar el informe sobre Grecia de la troika, integrada por la Comisión Europea (CE), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Central Europeo (BCE).

No obstante, Schäuble añadió que en principio hay que tener cierta comprensión con la difícil situación de Grecia y que es claro que Atenas perdió mucho tiempo debido a las sucesivas elecciones.

La canciller alemana, Angela Merkel, recibirá mañana en Berlín al primer ministro griego Andonis Samarás en una reunión que ha generado expectativas pero de la que el Gobierno alemán ha dicho en repetidas ocasiones que no se deben esperar decisiones.

Previo a ese encuentro tendrá lugar la entrevista de trabajo, hoy jueves, asimismo en Berlín, entre Merkel y el presidente francés, François Hollande.

Samarás pidió ayer más tiempo para cumplir con el nuevo programa de ajustes por 11.500 millones de euros, exigidos por la troika para que los prestamistas de Grecia accedan a seguir financiando al país.