Cualquier entidad ayudada no podrá pagar más de 500.000 euros a sus directivos

El Gobierno abre la puerta a bajar el sueldo de forma generalizada a la banca

El real decreto de reestructuración del sector bancario que prepara el Gobierno tiene una novedad para los directivos de las entidades que pidan auxilio, según el borrador. No podrán cobrar más de 500.000 euros.

Vista de la fachada de un banco
Vista de la fachada de un banco

Una de las primeras medidas del Gobierno al llegar a la presidencia fue poner límites a los sueldos de las entidades financieras auxiliadas por el Gobierno. Los directivos de las que habían sido ayudadas por el Fondo de Reestructuración Bancaria Ordenada (Frob) podían cobrar un poco más (600.000 euros al año), mientras que los ejecutivos de las intervenidas se quedaban en 300.000 euros.

Ahora el Ministerio de Economía quiere reducir un poco más la retribución de los directivos de los bancos que pidan ayuda, pero que no estén mayoritariamente participados por el Frob. Y la realidad es que esta medida pone en el punto de mira a todo el sector. Con los nuevos requerimientos y el escenario de reestructuración que se abre con el rescate de Bruselas, casi cualquier entidad puede verse abocada a pedir fondos para apuntalar su solvencia. Solo Santander, BBVA y La Caixa tienen cierta seguridad de salir indemnes del proceso, lo que significa que el resto puede verse afectado.

La medida consta en la disposición final segunda del borrador de real decreto para la reestructuración del sector bancario que prepara el Gobierno. A partir de la aprobación de esta norma, "la retribución fija por todos los conceptos de presidentes ejecutivos, consejeros delegados y directivos" de estas entidades quedará en 500.000 euros.

Son 100.000 euros menos de lo que estaba estipulado hasta ahora, con la diferencia de que en estos momentos solo Banca Cívica, BMN y Caja Duero-España están afectadas. Queda por ver cómo aplican al final las entidades esta norma y si el hecho de que solo esté limitada la retribución fija les permite encontrar alguna vía para mantener los sueldos que venían pagando hasta ahora.