Desde hoteles de lujo y balnearios a ropa de los mejores diseñadores

Atenciones 'deluxe' para las mascotas pudientes

el mercado rebosa de servicios 'premium' para los animales de compañía

Atenciones 'deluxe' para las mascotas pudientes
Atenciones 'deluxe' para las mascotas pudientes

Los expertos coinciden en que los animales de compañía necesitan estar bien alimentados, pasar revisiones veterinarias, relacionarse con otros sujetos y, sobre todo, el cariño y el contacto con sus amos. El ejercicio, como en el caso de sus amos, se antoja básico también para su salud. Hay quienes gustan de ir mucho más allá, brindando a sus animales cuidados que ya querrían para sí algunos vecinos. Excentricidades como la de Riwin Jirapolsek, un joyero tailandés que le hizo una tiara a medida a su perro valorada en 4,2 millones de dólares, o la herencia de 12 millones que recibió de la empresaria estadounidense Leona Helmsley su maltés blanco Trouble son los ejemplos más extremos de hasta donde pueden llegar los amos.

El mercado, consciente del creciente desembolso en los animales (más de 1.000 millones anuales solo en España, según datos de Veterindustria), no deja de brindar nuevas golosinas a sus clientes. La semana pasada abría sus puertas en Nueva York el D Pet, un hotel de lujo para perros (ya presente en Los Ángeles y North Scottsdale, Arizona). Sus suites, equipadas con televisión por cable y DVD, alcanzan los 200 dólares por noche, y las facilidades del inmueble incluyen gimnasio, spa, alta cocina y servicio de chófer. Sus equivalentes mundanos son las residencias caninas (hay más de 600 registradas en el sitio web http://www.guiaresidenciacanina.com/).

En Japón, país en el que se profesa auténtica devoción por los canes, existen hasta balnearios exclusivos para ellos. Es el caso del Dog Petit Resort Tsunayoshinoyu, en Tokio, creado a imitación de los baños públicos del país. En el spa de Mascohotel, ubicado en la sierra de Madrid, los animales pueden gozar de distintos tipos de masajes, terapias naturales e hidroterapias, ya estén enfocados a la rehabilitación de la mascota o a la reducción del estrés acumulado.

La estética es otro de los conceptos a los que se les dedica más y más recursos. Las peluquerías caninas están empezando a dejar de ser una rareza. En muchas de ellas, como en la madrileña Reino Canino, además de la puesta a punto del animal ofrecen servicios de cara a competiciones y exposiciones.

Las tiendas de complementos y ropa para mascotas tampoco escasean. Una de las participaciones más sonadas en el negocio la ha protagonizado Adolfo Domínguez, que tiene en su catálogo diversas prendas para perro y hasta un cesto que hace las veces de lecho para los ejemplares más pequeños pueden dormir.

Los galgos ganan a los chihuahuas

Desde que personalidades como Charlize Theron, Demi Moore, Britney Spears o Paris Hilton los pusieran de moda, los chihuahuas se habían convertido en el perro por excelencia de los más pudientes. En los últimos tiempos, los galgos, animales tradicionalmente reservados para la caza, están dejándose ver con cada vez más asiduidad por las ciudades, especialmente por los barrios pudientes. Quienes gusten de llevar a su animal en el bolso tendrán ahora que pensárselo dos veces.

Un mercado en crecimiento

Los ladridos, ronroneos y pío-píos forman parte del día a día de 16 millones de viviendas, esto es, el 49,3% del total, según los datos que maneja la Asociación Nacional de Fabricantes de Comida para Animales. El censo total alcanza los 21,6 millones de mascotas, de los que 6,4 son peces; 4,7 perros; 3,7 pájaros y 3,4 gatos. La población animal ha aumentado considerablemente en los últimos años, pero, sin embargo, es comparativamente más baja que en los países europeos de mayor renta per cápita.

El negocio relacionado con los animales de compañía repuntó un 4% en 2011 con respecto al ejercicio anterior. El área de veterinaria, en la que también se incluyen los cuidados a los animales de granja, movió un total de 1.053 millones de euros, según datos de la patronal Veterindustria. Se trata, además, de una industria muy exportadora: el sector colocó en torno al 25% de las ventas en el exterior.

Los cuidados a perros y gatos son responsables del 23,5% de esta cifra (175 millones), lo que les coloca como el tercer colectivo en que más dinero se desembolsa en España, por debajo del porcino y vacuno (animales que aglutinan un número de ejemplares muy superior al de las mascotas) y por encima de las ventas relacionadas con avicultura, ovino y caprino.

Los fabricantes de alimentos para mascotas, por su parte, también elevaron su facturación, que se situó en los 682 millones de euros, 60 más que en 2010.

En cuanto a los complementos y prendas para mascotas, las cifras no están tan claras, al incluir una gran diversidad de productos (desde collares, arneses y correas hasta bolsos de transporte, juguetes de todo tipo, pijamas y vestidos). Entre las marcas más exclusivas dedicadas a las mascotas se cuentan Louisdog, Malucchi, For Pets Only, Chien Vivant Couture, L'Izzuro o Puppy Angel.