Acusa al país de no cumplir con su parte

El ministro alemán de Economía se siente "decepcionado" por Grecia

El ministro alemán de Economía, el liberal Philipp Rösler, se declaró "decepcionado" por la falta de avances visibles en las reformas implementadas en Grecia y apunta que Atenas no ha aprovechado las "ofertas" planteadas por Berlín para salir de la crisis.

"Estoy desilusionado", afirma el ministro en declaraciones al semanario Focus, a la venta el domingo y parte de cuyos contenidos avanzó hoy su redacción.

"Ofrecimos, junto con la industria alemana, un amplio apoyo al gobierno griego. Pero la parte griega apenas ha hecho uso de esa oferta", prosigue Rösler.

El ministro provocó ya un notable revuelo unas semanas atrás, en una entrevista con la televisión pública alemana, al afirmar que un posible abandono de Grecia de la zona euro había dejado de "causar espanto".

Las declaraciones del titular de Economía se interpretaron como un incremento de la presión por parte de Berlín y desató los rumores de que se preparaba ya un plan para el adiós controlado de Atenas a la moneda única.

Su correligionario y ministro de Exteriores, Guido Westerwelle, apeló asimismo a Grecia, en declaraciones al dominical "Bild am Sonntag" avanzadas hoy por esa redacción, a "cumplir" con los compromisos asumidos con la troika -Comisión Europea (CE), Fondo Monetario Internacional (FMI) y Banco Central Europeo (BCE)-.

"No debe producirse un desvío sustancial respecto a los compromisos adquiridos", apunta el ministro, respecto a las expectativas de Atenas, que aspira a obtener el siguiente tramo de la ayuda internacional prometida, a su vez vinculada a que cumpla con los objetivos de ahorro estipulados.