Un daño irreparable a la credibilidad del BCE

Si el consejo del BCE no quería comprar deuda hasta que España no pidiese el rescate, Draghi solo tenía que quedarse de brazos cruzados, esperar y capear las ruedas de prensa. Y, obviamente, enviar carta con acuse de recibo a Madrid y Roma. Si piden el rescate compro deuda. Si no, no. Cosa suya.

Algo parecido hizo hace un año Trichet, cuando España cambió la Constitución mientras Italia trampeó durante todo agosto con los ajustes. El resultado lo sabemos; la prima de riesgo italiana se desbocó y cayó Berlusconi. Zapatero también, pero en este caso lo decidieron los ciudadanos.

Hacer pública y explícita esta condicionalidad solo puede tener un objetivo político, calmar a Alemania. A cambio, el BCE no socava su independencia; más bien, la destruye completamente. Subcontrata a una negociación política decisiones que deberían depender de su propio análisis de la situación. Si cree que el mercado monetario exige tomar medidas, el BCE debe tomarlas. Si cree que no, o que la toma de medidas puede enviar señales erróneas, entonces debe abstenerse. Pero un banco central, si quiere ser eficaz y creíble, no puede supeditarse a decisiones de carácter político.

Es más, la condicionalidad comunicada hoy pervierte el proceso. Porque no vale con pedir ayuda. Ésta tiene que se aceptada. Y toda vez que no existe el paraguas del BCE, el proceso está viciado; una de las partes solo tiene una salida, aceptar el rescate, mientras que la otra dispone de todo el poder de negociación. Ya con el rescate bancario España tuvo que pasar por una negociación bilateral con Finlandia y esperar a la votación en los parlamentos de Helsinki, Berlín y La Haya. En resumen, el BCE se lava las manos y deja la crisis del euro en las votaciones de un puñado de parlamentarios. Eso es independencia, según el BCE.

En estas condiciones, España e Italia están abocados a pedir la ayuda del fondo de rescate, dado que la presión de los mercados, con el BCE de brazos cruzados, tumabrá la deuda de estos dos países sin cortapisas. De modo que mejor pedir ayuda pronto que tarde. Y habrá que negociar bajo las condiciones antes citadas.

Dicho esto, no creo que Rajoy y Monti, ni Merkel ni Hollande, desconociesen las intenciones de Draghi. Por eso creo que aceptarán pedir la ayuda, y espero que las características de ésta, tanto en términos de condicionalidad como operativos, estén perfiladas. Y, que, como algunas de ellas pueden resultar polémicas, ha sido necesaria la escena de hoy. Quiero pensar. De lo contrario, es decir, si el el BCE ha empujado a los dos países a pedir ayuda a Europa sin saber cómo, nos espera un agosto de aúpa.

Ahora, el daño a la credibilidad del banco es irreparable. ¿Alguien se imagina a la Reserva Federal supeditando sus actuaciones a votaciones en el Congreso de California? ¿Qué capacidad de acción tiene un banco central que subcontrata sus decisiones más importantes? Hoy es un mal día. Para todos, salvo para Jens Weidmann, que ha demostrado que el BCE no es independiente. Enhorabuena, Jens.

Sígueme en Twitter @Nuno_Rodrigo5 o pinchando aquí 

Comentarios

Tienes toda la razón. Weidmann dijo que el Bundesbank tenía más que decir en el BCE que el resto de bancos centrales y al final así fue...
Si Draghi tiene algo de honor debería presentar su dimisión, aunque ya es tarde.Lo bueno es que ahora las cosas ya están mas que claras, de jugar al poker, ahora lo hacen al descubierto y las mascaras están cayendo. Ya te digo, vaya día para volver a la ofi.
Las encuestas alemanas están que arden y por lo tanto ningún partido político alemán se va a separar de la ortodoxia del Bundesbank. Al Bundesbank y al Gobierno germano en general les preocupa que si el BCE actúa, los gobiernos más endeudados se relajen en sus ajustes.El Bundesbank cree que la compra de bonos del BCE burla la legislación europea que prohíbe la financiación monetaria de los gobiernos. Weidmann dice a menudo que socava las normas en que se fundó el bloque de la moneda única y eso no es una manera de estabilizar la zona euro. El enfoque del Bundesbank en la política monetaria se basa en asegurar la estabilidad de los precios, no promover el crecimiento económico ni el empleo o ayudar a los gobiernos con problemas fiscales.Hasta que no se celebren las elecciones alemanas del 2013 ni Draghi podrá moverse. Salvo que la situación en la zona euro sea tan catastrófica que amenace con llevarse por delante a la misma Alemania. Entonces saldrá Merkel a salvar el mundo.
Puede que esté equivocado, pero creo que existen más dudas sobre la credibilidad del BCE. A parte de la interrelación con las entidades financieras de las que provienen algunos de sus más reputados dirigentes, tengo mis dudas con respecto a su funcionamiento (y ruego me corrija si estoy en un error): Si el banco central atiende a las decisiones "conjuntas" de los bancos centrales que lo conforman y, a su vez, algún banco central (me ha parecido entender que asñi sucede con el italiano), está "participado" en un 95% por entidades financieras y de seguros italianas, ¿quién acaba tomando las decisiones del BCE? Si es una información incorrecta, ruego me corrijan. Gracias.
El BCE tenía perdida toda su credibilidad el día que Draghi fue a Alemania para pedir permiso para que el BCE pudiese comprar deuda. Si el BCE es independiente como se encarga de proclamar su presidente, no tendría que pedir permiso para casi nada.
Monti y Rajoy deberían prepararse para pasar un año muy duro. No es bueno gritar zu hilfe, zu hilfe continuamente. Deben retirarse a sus cuarteles de invierno. Y esperar que amaine la tormenta. Sentarse a la puerta de su tienda de campaña hasta que vean pasar el cadáver de su enemigo.
Despues del ordago lanzado por el Bundesbank y la ""Fhurer"" Merkel, donde dejan la credibilidad del BCE, y de España e Italia a la altura de una mier..., yo me hago una pregunta..., ¿ Por que no llevamos a cabo una union de los paises mas desfavorecidos, Irlanda, portugal, Grecia, Italia, España, y nos negamos a pagar un solo centimo hasta que no equiparemos la deuda?, En otras ocasiones se ayudó a otros paises mucho mas intensamente, ahora o nos ayudan a nosotros o ""SE ROMPE LA BARAJA"", con toda seguridad, se les pondrian los webs, en la garganta. Rajoy deberia demostrar mas coraje y pegar el puñetazo encima de la mesa, previas consultas con los otros paises intervenidos, y así demostrar una ferrea unión.
El BCE (a) ni puede dar a la maquinita de hacer billetes (el euro no es el dólar ni la libra) ni (b) puede gastar el dinero de los contribuyentes de otros países. Con (a) ha demostrado que no es ni la Reserva Federal ni el Banco de Inglaterra (esencialmente los únicos "inversores" reales actuales en deuda de dichos países, ya veremos a largo plazo cómo les va a ir) y con (b) se ha limitado a cumplir su estatuto.Seamos serios, que un país quiebre es una historia. Eso no tiene absolutamente nada que ver con el euro, sino con la gestión interna de esa nación. La burbuja inmobiliaria fue plenamente evitable con las políticas adecuadas (de esas que cuestan votos cuando el pueblo es ignorante, cierto) y la situación de las cajas era perfectamente conocida en 2009 y se dió una patada hacia adelante. Para recoger hay que sembrar, no esperar a que otros lo hagan por tí con dinero falso (a) o de otros (b).
Europa de Norte está confiada en que, al final, España hará lo que ellos digan. Sin embargo, no estaría mal que, por una vez, este Gobierno tuviera valor e hiciera algo sensato en favor de los contribuyentes: dejar caer dos o tres bancos. Verán cómo saltan las alarmas y cae el rating de algún que otro banco alemán.Entonces, quizá estuvieran más dispuestos a considerar que todos debemos arrimar el hombro para salir de esta.
siento decir que estoy completamente de acuerdo contigo
Draghi a Merkel: I´ll make him an offer he can´t refuse
Muy bien argumentado, realmente ayer demostró Draghi que es un canchanchan de Alemania y está absolutamente politizado, como las cajas españolas. Lo que diga Alemania, hace el BCE. Eso de estabilizar el euro ni él se lo cree... que desgracia de país
Normas