Bolsa de Nueva York

El Dow Jones pierde los 13.000 puntos tras la reunión de la Fed

La falta de nuevas medidas de estímulo económico por parte de la Fed ha lastrado a Wall Street. El Dow Jones ha perdido el nivel de los 13.000 puntos tras caer un 0,25%.

La novedad es que no hay novedad. La Fed no anunció tras su reunión mensual sobre política monetaria la puesta en marcha de un nuevo paquete de medidas de liquidez, tal y como esperaba el mercado. La institución presidida por Ben Bernanke aplazó un mes más la decisión pero si que anunció que adoptará las medidas necesarias en caso de que sea preciso.

La Fed decidió además mantener los tipos de interés en el 0% pero señaló que el final de esta política de tipos bajos se realizará a partir de 2014. Asimismo, añadió que los datos recabados en julio muestran que la actividad económica estadounidense "se desaceleró un poco en la primera mitad de este año".

Así las cosas, el Dow Jones cerró la sesión con una caída del 0,25% situándose por debajo de los 13.000 puntos. El S&P 500, por su parte, restó un 0,29% y el tecnológico Nasdaq perdió un 0,66%.

A primera hora, la alegría compradora llegaba de la mano de la publicación del dato de empleo privado en Estados Unidos. El sector privado en Estados Unidos creó 163.000 empleos en julio, impulsado sobre todo por el sector servicios, según ha informado la consultora Automatic Data Processing (ADP), que pese a calificar estos datos de "alentadores" consideró que el crecimiento debe ser más "robusto y consistente".

La cifra queda ligeramente por debajo de los 172.000 empleos que creó el sector privado de la mayor economía del mundo en junio, según los datos revisados a la baja por esa entidad, que con anterioridad había calculado 176.000 puestos de trabajo ese mes.

Wall Street sigue además muy pendiente de la cita de mañana del Banco Central Europeo, de la que se esperan medidas para estimular la economía.

MasterCard, la segunda mayor compañía de sistemas de pago del mundo, descendió un 2,15% pese a haber anunciado que en el primer semestre del año ganó 1.382 millones de dólares, el 18% más interanual, ya que sus ingresos no alcanzaron las expectativas de los analistas.

En otros mercados, el petróleo de Texas sube a 88,42 dólares por barril, el oro desciende a 1.599,6 dólares la onza, el dólar pierde terreno ante al euro, que se cambia a 1,2316 dólares, y la rentabilidad de la deuda pública estadounidense a diez años progresa al 1,51%.