El negocio español registra unas pérdidas de 221 millones

BBVA gana un 35% menos tras sanear un tercio de su cartera inmobiliaria

El saneamiento extraordinario de la cartera inmobiliaria pesa sobre las cuentas de BBVA. El grupo ganó un 35,4% interanual menos a junio, hasta 1.510 millones de euros. Además, la unidad española ha entrado en números rojos por primera vez. Pierde 221 millones cuando todavía quedan 3.203 millones por dotar para cumplir los decretos del Gobierno.

BBVA gana un 35% menos tras sanear un tercio de su cartera inmobiliaria
BBVA gana un 35% menos tras sanear un tercio de su cartera inmobiliaria

El saneamiento del negocio en España marca las cuentas de BBVA. El grupo ha comenzado a cumplir con las exigencias del Gobierno para limpiar su cartera de créditos así como los activos adjudicados y eso se nota.

La segunda entidad financiera del país anotó a cierre de junio un beneficio de 1.510 millones de euros, un 35,4% menos que un año atrás. El descenso se debe, en exclusiva, a las provisiones porque todos sus márgenes de negocio crecieron. El de intereses repuntó un 14,9% y el bruto otro 9,4%.

La acción de BBVA descendió ayer un 0,86% en Bolsa, en línea con la caída del 0,94% marcada por el Ibex en la sesión.

BBVA 5,64 -0,74%

Como en el resto de grandes entidades financieras españolas, las dotaciones por el deterioro de activos han actuado como una losa para el grupo. BBVA destinó 3.267 millones a esta partida entre enero y junio, un 64,6% más que en el mismo periodo del año anterior. Y de esta cantidad, la parte del león corresponde a su maltrecho mercado doméstico.

El banco ha esperado hasta la primavera para iniciar los saneamientos extraordinarios que exige el Gobierno para la cartera de adjudicados y la exposición a determinados tipos de préstamos. En el segundo trimestre, destinó 1.434 millones para cumplir con los reales decretos 2/2012 y 18/2012. Este esfuerzo ha arrastrado a pérdidas a la unidad de negocio de España. El banco pierde 221 millones en el país. Es la primera vez que registra pérdidas en su mercado doméstico. Y lo previsible es que esta sangría se recrudezca en la medida en que debe provisionar 3.203 millones en la segunda mitad del año para cumplir con los decretos del ministro de Economía, Luis de Guindos.

Al tiempo que apuntala su balance, el banco pone énfasis en desprenderse de viviendas adjudicadas. Entre enero y marzo logró vender 1.000 pisos y, en el segundo trimestre, comercializó otros 1.500. Su stock asciende a unas 12.000 unidades a las que espera dar salida en unos 21 meses. Y aunque las provisiones realizadas por los decretos del Gobierno le permitirían asumir unos precios significativamente bajos, prefiere hacer ajustes de forma gradual para no quitar valor a esos inmuebles.

La mala situación de la economía española se hace notar sobre la ratio de impagados. BBVA tiene una mora en el país del 5,1% a junio, 40 puntos básicos más que un año atrás. Este empeoramiento se debe al deterioro del crédito a empresas y, sobre todo, promotores. En este segmento la mora ha subido 613 puntos básicos en medio año y asciende al 34,2%. A pesar de esto, la entidad sigue lejos de la cota media de préstamos dudosos del sistema bancario nacional: el 8,95%. En el conjunto del grupo BBVA -es decir, incluyendo su negocio exterior- la tasa de préstamos en mora se mantiene inalterada en el 4%.

Durante su exposición, Ángel Cano consideró que "España atraviesa los momentos más complicados desde que empezó la crisis". A pesar de ello, el consejero delegado del banco trató de ver el vaso medio lleno. Destacó que España aporta cerca de un tercio del margen bruto del grupo y vaticinó que a partir de 2013 -cuando se haya cumplido con los saneamientos exigidos- esta unidad generará una cuarta parte del beneficio atribuido del grupo. BBVA cargará las provisiones que exigen los decretos sobre su cuenta de resultados en lugar de contra reservas, a pesar de la compra de Unnim.

El banco explicó que la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) le ha obligado a acometer en 2013 y 2014 -en lugar de en tres años, como deseaba- el cierre de 335 oficinas y la eliminación de 1.200 puestos de trabajo a raíz de la integración de la caja comarcal catalana.

En los últimos 12 meses, la entidad ha reducido los depósitos de clientes en balance en 10.135 millones, un 8,4% del total. Ángel Cano indicó que esta salida de dinero corresponde en esencia a inversores institucionales que asignan sus ahorros en base el rating de la entidad. La calificación de BBVA ha empeorado por el deterioro de la deuda soberana española.

Las buenas noticias para el grupo vinieron de sus filiales extranjeras. Todos sus grandes mercados incrementaron sus ganancias. Fue el caso de Eurasia (+28,9%, hasta 576 millones), México (+2,4%, hasta 865 millones), Suramérica (+24,8%, hasta 703 millones) y EE UU (+24,2%, hasta 245 millones). Y aunque el negocio de banca mayorista redujo sus beneficios un 14,2%, hasta 553 millones, Cano destacó su "gran resistencia".

Auditorías a la banca

Entre tanto, el Banco de España informó ayer que las cuatro auditoras independientes (KPMG, Deloitte, PwC y Ernst & Young) han concluido la primera valoración de las carteras de crédito de las 14 mayores entidades bancarias españolas y sus activos adjudicados. Sus exámenes proseguirán, en colaboración con Oliver Wyman, para ofrecer un resultado definitivo sobre las necesidades de capital de cada banco a mediados de septiembre. Ángel Cano descartó de plano que BBVA vaya a verse obligado a efectuar esfuerzos adicionales tras estos exámenes.

Las cifras

1.434 millones de euros ha dedicado BBVA a sanear su cartera inmobiliaria. Tiene pendiente dotar todavía 3.203 millones en el segundo semestre.

2 años ha dado Competencia a BBVA para eliminar 335 oficinas y 1.200 puestos de trabajo tras absorber Unnim.

12.000 pisos tiene BBVA. Su intención es venderlos en 21 meses.