El Ejecutivo revisará las condiciones impuestas por Competencia

El Gobierno da oxígeno a la compra de La Sexta por parte de Antena 3

El Gobierno tendrá la última palabra sobre la compra de La Sexta por parte de Antena 3, después de que el ministro De Guindos haya decidido elevar el análisis de la operación al Consejo de Ministros por razones de interés general. El Ejecutivo tiene un mes para hacer públicas las condiciones que impone a la adquisición.

El Gobierno da oxígeno a la compra de La Sexta por parte de Antena 3
El Gobierno da oxígeno a la compra de La Sexta por parte de Antena 3

El Gobierno da oxígeno a la compra de La Sexta por parte de Antena 3. Una operación que estaba prácticamente enterrada después de que las dos cadenas decidieran no seguir adelante con la integración tras las duras condiciones impuestas por la Comisión Nacional de la Competencia (CNC).

Unas condiciones que el Ejecutivo va a revisar y, previsiblemente, modificará después de que el ministro de Economía, Luis de Guindos, haya decidido elevar al Consejo de Ministros la operación de fusión por razones no relacionadas de forma directa con la competencia sino "con el interés general", según fuentes de su departamento.

A finales de mes

ANTENA 3 5,78 0,78%

El Ejecutivo tiene ahora un mes para estudiar la compra y fijar qué condiciones tendrán que asumir Antena 3 y La Sexta. La decisión final se podría tomar en el Consejo de Ministros que se celebrará el 31 de agosto.

De modificar las condiciones impuestas por Competencia, sería la primera vez que un Gobierno hace algo similar desde la aprobación de la actual Ley de defensa de la competencia, en 2007. De hecho, desde la CNC se consideraba que no había razones que justificaran la intervención del Gobierno en este caso.

La orden firmada por De Guindos, que tiene fecha de 30 de julio y a la que tuvo acceso CincoDías, recuerda que la actual Ley de defensa de la competencia habilita al titular de Economía a llevar al Consejo de Ministros, "por razones de interés general", la decisión sobre las operaciones de concentración cuando, en segunda fase, Competencia condiciona el visto bueno de la transacción al cumplimiento de determinados compromisos o condiciones.

Así, el ministro ha decidido decantarse por esta opción "por razones de interés general relacionadas con la garantía de un adecuado mantenimiento de los objetivos de la regulación sectorial y la promoción de la investigación y el desarrollo tecnológico", según consta en el escrito.

Desde las cadenas afectadas no hicieron ninguna valoración oficial. No obstante, dentro de las dos compañías se acogió la decisión con satisfacción pero, también, con prudencia. "Se trata solo de un trámite, todavía hay que esperar a la decisión final", explicaron en fuentes de una de las cadenas.

Las condiciones impuestas por Competencia para dar luz verde a la compra de La Sexta son más exigentes que las que, en su día, se fijaron para la fusión de Telecinco y Cuatro, entre otras razones porque el regulador ha entendido que el mercado ha cambiado y existen más riesgos a la libre competencia, sobre todo, en la publicidad.

En este punto, la CNC obliga a Antena 3 a asumir unas obligaciones que, a juicio de responsables de la cadena del grupo Planeta, amenazarían seriamente su viabilidad en el futuro. Así, las cadenas tendrán que comercializar la publicidad de Antena 3 y La Sexta a través de sociedades separadas; estas sociedades no podrán hacer ofertas de publicidad empaquetando varios canales de televisión si superan un share conjunto del 18% de media semestral; y se limita el sistema de pauta única en la publicidad al grupo Antena 3.