Operación salida

Llenar el depósito del coche este verano cuesta un 7,7% más que en 2011

El precio medio de la gasolina en España ha aumentado en un año un 6,7%, desde 1,34 a 1,43 euros por litro. La subida ha sido aún mayor en el gasóleo -del 8,7%-, lo que ha supuesto un aumento del precio desde 1,26 a 1,37 euros por litro. En definitiva, llenar el depósito del coche de cara al gran éxodo del verano que se inicia hoy será de media un 7,7% más caro.

Montoro se opone a que el 'céntimo verde' sufrague las primas renovables
Montoro se opone a que el 'céntimo verde' sufrague las primas renovables

Ayer a las tres de la tarde comenzó oficialmente el segundo gran éxodo del verano que, según la Dirección General de Tráfico, traerá consigo en torno a 2,7 millones de desplazamientos por carretera. Una cifra que se eleva hasta los 40 millones cuando se computa la totalidad de los trayectos que se prevén para el mes de agosto. Pese a que el petróleo se ha estabilizado ligeramente por encima de los 100 dólares el barril, las tensiones que no cesan en Oriente Próximo y la subidas de impuestos han vuelto a encarecer los carburantes, casi como todos los años, justo cuando más duele: al inicio de las vacaciones de verano.

Si se comparan los precios medios actuales con los vigentes hace justo un año, se observa que la gasolina 95 ha subido un 6,7%, desde los 1,34 euros el litro hasta los 1,43. Mientras, el litro de gasóleo ha pasado de costar 1,26 euros a 1,37 de media, lo que representa un repunte del 8,7%. Aun así, estos precios no son los mayores registrados este año, ya que a primeros de abril el litro de gasóleo rondó los 1,38 euros y por el de gasolina 95 se llegó a cobrar más de 1,5 euros en algunos surtidores. Y, aunque en el segundo trimestre los precios se atenuaron, desde que empezó el pasado mes de julio, han vuelto a sufrir un repunte que la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP) atribuye al efecto de los impuestos y a las tensiones políticas en Oriente Próximo. El incremento de la demanda por los desplazamientos turísticos también explica la subida de precios que se produce todos los años en estas fechas.

Las más baratas y las más caras

Gracias a su particular régimen fiscal, la comunidad en la que los combustibles son más baratos es Canarias, seguida de cerca por Ceuta y Melilla. Del resto de España, Aragón, La Rioja y el País Vasco -por este orden- son las más económicas, aunque la diferencia de precios con respecto a Baleares, que es la más cara, no llega a los diez céntimos por litro.

Tampoco las estaciones de servicio repercuten homogéneamente los precios. Dentro de la misma provincia, como en Álava, pueden cobrarse hasta 14 céntimos más por litro dependiendo del surtidor, lo que supone una dispersión de precios del 10%. Tras analizar más de 7.000 gasolineras, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) publicó ayer una lista de aquellas que tienen los precios más bajos y en las que los clientes podrían ahorrarse hasta cuatro euros por repostaje. Todo, en fin, con tal de que a los sufridos consumidores españoles no les resulte tan gravoso decir aquello, otrora tan frecuente, de: "Lleno, por favor".

La cifra

1,498 euros fue el precio máximo alcanzado por el litro de gasolina en abril. La moderación del crudo hizo que bajara después.

Los griegos tienen la cuarta gasolina más cara de la UE

¿Cuánto cuesta la gasolina en la Unión Europea (UE)? La media del litro de la de 95 octanos en los 27 países de la UE es de 1,62 euros -1,64 en la eurozona-, según los últimos datos de la Comisión Europea, del 23 de julio. Tras varias subidas de impuestos, los griegos son los cuartos que más pagan, 1,73 euros el litro, solo por detrás de los suecos (1,78), italianos (1,77) y holandeses (1,75).

Por contra, los que disfrutan de este carburante más barato son los rumanos (1,22) y los búlgaros (1,26). Los españoles pagaban ayer por la gasolina sin plomo una media de 1,43 euros en todo el territorio, sin contar las Islas Canarias, Ceuta y Melilla, con impuestos más bajos.

Los 500 millones de ciudadanos de la Unión Europea desembolsan una media de 1,48 euros por cada litro de gasóleo. Mientras que los 333 millones de habitantes de los 17 países de la eurozona deben abonar un promedio de 1,46 euros.

La media española se sitúa por debajo de la europea (1,37). Los que cuentan con un gasóleo más caro son los británicos (1,76), los suecos (1,73), los italianos (1,68), los irlandeses (1,56), los finlandeses (1,528) y, de nuevo, los griegos (1,524). El más barato, otra vez, en Rumanía (1,25).