Críticas a la reforma energética

Galán considera nocivo imponer medidas recaudatorias al sector eléctrico

Iberdrola venderá activos no estratégicos en los próximos meses y promete aplicar medidas para sostener la cotización, así como mantener el dividendo a pesar de la crisis

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, ha advertido que la imposición de medidas "recaudatorias" como parte de la reforma energética puede provocar "el efecto contrario" y dañar la actividad del sector, sus inversiones y los ingresos fiscales. En una conferencia ante analistas, Galán ha abogado por un recorte de las primas a las renovables, que el Tribunal Supremo ha avalado recientemente. "Las sentencias y la legislación hablan de rentabilidad razonable, en Estados Unidos se llama ajuste retributivo y no retroactividad", afirmó. El presidente de la eléctrica cree que es necesario atajar el déficit de tarifa en las partidas "donde se genera", en referencia a las elevadas "subvenciones" de la tarifa y no ve razonable tener centrales baratas paradas, mientras producen otras que cuestan siete u ocho veces más, como las solares.

Asimismo, confía en que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, hará "todo lo necesario" para acabar con la "lacra" del déficit de tarifa, cuya solución es "urgente". El problema -indicó-, eleva el riesgo regulatorio y afecta a la "actividad y financiación" del sector eléctrico y pidió que la reforma incluya medidas "correctivas y no discriminatorias". Por su parte, el consejero-director general, José Luis San Pedro, cifró en 117 millones el impacto de los recortes de marzo y rechazó la aplicación de una tasa de 10 euros/MWh a la energía nuclear y de 15 euros/MWh a la hidráulica y negó que existan los beneficios llovidos del cielo que se les atribuye.

Según Galán, Iberdrola estudia vender en los próximos meses activos no estratégicos, tanto nacionales como internacionales, para lograr los objetivos de ratio financiero. En este sentido, y pese la crisis, ha asegurado que luchará por mantener el dividendo y adelantó que en el próximo día del accionista el grupo podría anunciar medidas para impulsar la cotización. A la pregunta de un analista de si la eléctrica podría comprar con autocartera el paquete del 5,3% que tiene Bankia para mantener la cotización, Galán ha respondido que la compañía "estudia todas las alternativas para sostener la cotización, pero no se conocerán hasta el Día del Inversor".

"Socialmente, las acciones de la eléctricas son las matildes actuales. Cientos de miles de personas tienen ahorros depositados y debemos hacer todo lo posible para que la política de dividendo se mantenga en el futuro", afirmó. Iberdrola dice contar con "alternativas" financieras, incluso en el caso de que el rating de España caiga al bono basura. Mientras intenta reducir la deuda, acumula un flujo de caja operativo de 3.300 millones y una liquidez de 9.551 millones, suficientes para responder a las exigencias financieras de los próximos 24 meses.

Galán ha explicado también que su acuerdo con los socios de la brasileña Neoenergia, en la que la empresa española tiene una participación del 39%, contempla la posibilidad de que cualquiera de ellos saque a bolsa parte del capital. "Una salida a Bolsa en Brasil no sirve para arreglar nada. Es un tema que está contemplado dentro del acuerdo de accionistas actual, de forma que quien quiera, por las razones que quiera, puede solicitarlo", afirmó el directivo.