Reclama poner en práctica las reformas aprobadas

El FMI pide a España que modere el ritmo del ajuste

El FMI ha pedido hoy al Gobierno español que reduzca el ritmo de los ajustes, que según el organismo internacional están cercenando las posibilidades de recuperación de la economía.

El Fondo Monetario Internacional cree que España debería moderar el ritmo de sus ajustes fiscales. Justo una semana después de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anunciase en el Congreso el mayor recorte presupuestario de la Democracia ?que incluye subida del IVA, recorte salarial a los funcionarios y reducción de las prestaciones a los parados?, el organismo internacional insta al Ejecutivo a quitar el pie del acelerador.

En concreto, el FMI utiliza en su informe de Consultas del Artículo IV para la zona euro la expresión "front loaded" (concentración de los costes en un corto periodo de tiempo) para señalar el exceso en el que estaría incurriendo Moncloa.

En sus oscuras previsiones publicadas hace dos días (caídas del PIB de 1,5 puntos, este año, y de siete décimas, en 2013), el FMI no tomaba en cuenta el ajuste de 65.000 millones de euros aprobado la semana pasada por el Gobierno. Eso sí: varios de los dirigentes del Fondo asumían que la implantación de los recortes "se dejará sentir en los datos del crecimiento".

La parte del ajuste que sí parece valorar el organismo es la subida del IVA (dos puntos, el tipo básico, y tres, el general, además de una imoportante traslación de productos del primero al segundo). En su valoración sobre España, recomienda "elevar el papel de las medidas de ingresos, especialmente los impuestos indirectos".

También sugiere, en línea con el Gobierno, que se apliquen sanciones sobre las cuentas de los gobiernos regionales cuando se incumplan los compromisos, y que se eleve la transparencia. En cambio, el FMI lanza lo que parece una reprimenda para Moncloa, al reclamar que se comunique "una estrategia completa, que incluya la consideración de los bancos de acuerdo con las valoraciones independientes. La dudosa gestión de la crisis de Bankia parece estar en la trastienda; de hecho, entre los riesgos a la baja para sus malas previsiones de crecimiento del PIB de la zona euro (-0,3% en 2012, y 0,7%, el año que viene), el informe señala la posible caída de alguna entidad financiera sistémica.

Por lo demás, el organismo dirigido por Christine Lagarde insta al Gobierno a que "implemente la reforma laboral ya aprobada, así como otras reformas estructurales planeadas".