Mas tasas al consumo

La presión del turismo retrasa el alza del IVA a septiembre

La supresión de la paga extra a los funcionarios se limita a este año y la deducción por compra de vivienda se eliminará para las nuevas compras desde el 1 de enero de 2013

La presión del turismo retrasa el alza del IVA a septiembre
La presión del turismo retrasa el alza del IVA a septiembre

Cuándo subirá el IVA? "Inmediatamente". Así respondían fuentes de Hacienda a esta pregunta el pasado miércoles. La presión del sector turístico, sin embargo, ha retrasado la aplicación de la medida hasta el 1 de septiembre. Las grandes patronales turísticas se habían quejado de que ya tenían vendido todo para el verano y que no tenían capacidad para trasladar la subida a los precios, por lo que deberían imputarla contra sus márgenes ya muy deteriorados por la pérdida de actividad. El lobby Exceltur valoró las pérdidas para este ejercicio en una cifra cercana a los 100 millones de euros.

Pero el Ejecutivo también ha aprovechado las reivindicaciones empresariales para beneficiarse del efecto de adelanto de compras. El anuncio de un incremento del IVA provoca que, hasta que entre en vigor, los particulares adelantan sus decisiones de consumo ante el futuro encarecimiento de bienes y servicios. Algo que finalmente se producirá a partir del 1 de septiembre, fecha en la que el tipo general del IVA pasará del 18% al 21%, la mayor subida de la historia desde que se introdujo este tributo en 1986. El tipo reducido del 8% aumentará hasta el 10%, un incremento que tampoco tiene precedentes.

No era la única sorpresa. En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el titular de Hacienda, Cristóbal Montoro, señaló que la lista de productos que aplican el gravamen reducido se acortará drásticamente. "Solo tributarán al 10% los alimentos elaborados, el transporte de viajeros y los servicios de hostelería", dijo. Sin embargo, fuentes de Hacienda precisaron posteriormente que los productos que pasan de estar gravados del 8% al 21% son las entradas de teatro y cine, la peluquería, los servicios funerarios, las flores y plantas y las compras de obras de arte. Otros productos que supuestamente iban a pasar también al tipo general, como lentillas y gafas graduadas, agua embotellada o higiene de mujer, finalmente no lo harán.

Entradas de cine, peluquería, servicios funerarios y flores son algunos de los bienes que pasan a tributar del 8% al 21%

La presentación del nuevo plan de ajuste en el Consejo de Ministros sirvió para despejar algunas dudas que se habían planteado con respecto a las medidas anunciadas por Rajoy el miércoles en el Congreso. El Ejecutivo se había comprometido a eliminar la deducción por compra de vivienda para nuevas adquisiciones, aunque en las horas previas al Consejo se dispararon los rumores sobre la posibilidad de que se pudiera aplicar con retroactividad. Finalmente no ocurrió así. En la referencia del Consejo de Ministros se especificaba claramente. "En el IRPF, se suprime la deducción por compra de vivienda habitual a partir del 1 de enero de 2013 para nuevas adquisiciones", sentenciaba.

Tampoco estaba claro si la eliminación de la paga extraordinaria de Navidad para los funcionarios se limitaría a este año o se extendería para el resto. En la presentación del ajuste, Rajoy sembró dudas al apuntar que esa paga se recuperaría a través de una aportación al plan de pensiones en 2015. "Se trata de una medida de carácter excepcional con vigencia para 2012, en el marco del cumplimiento de los objetivos de estabilidad presupuestaria y contención del déficit público y de las leyes presupuestarias", remarcaba la referencia. La rebaja se aplicará a todos los trabajadores del sector público y a todas las Administraciones, lo que perjudicará especialmente a los empleados públicos de cinco autonomías (Madrid, Cataluña, Canarias, Andalucía y Castilla-La Mancha), que ya han aplicado rebajas este año. Montoro también aprovechó su comparecencia para anunciar la reducción de los días de libre disposición, más conocido como moscosos (pasan de seis a tres) y la supresión de los canosos (días libres que se obtenían en función de la antigüedad).

Por su parte, el ministro de Economía, Luis de Guindos, también anunció la creación del fondo que servirá para cubrir las necesidades de financiación de las autonomías. Estará dotado con un máximo de 18.000 millones de euros, de los que un tercio (6.000 millones) provendrá de un préstamo de Loterías y Apuestas del Estado. El resto lo aportará el Tesoro, que no tendrá que modificar su calendario de emisiones ante la menor necesidad de financiación para este año y el que viene.

La adhesión al mecanismo será voluntaria, pero conllevará la asunción de condiciones presupuestarias y financieras. Así, las comunidades que se sumen deberán presentar planes de ajuste y estarán obligadas a dar información puntual sobre su situación. Este fondo otorgará préstamos a tipos inferiores de mercado, ya que en un principio se partirá del coste de la financiación del Tesoro, más un diferencial reducido. La vigencia de este mecanismo será indefinida "hasta que dejen de persistir los problemas para obtener liquidez".