Rajoy asegura que España "es un país solvente y fiable" que está embarcado "en un proyecto reformista y sin precedentes"