El mercado pide más

Pan para hoy y hambre para mañana... los analistas echan en falta más medidas

Los analistas ponen en duda la efectividad de los planes de ajuste del Gobierno y echan en falta medidas de carácter más estructural.

Mariano Rajoy, en el Congreso
Mariano Rajoy, en el Congreso

24 horas después del paquete de ajustes anunciado por Mariano Rajoy, la prima riesgo continúa por encima de los 500 puntos básicos, la subida del Ibex de ayer, que tampoco fue para tirar cohetes, se quedó en flor de un día ya que el selectivo vuelve hoy a las andadas al caer más de un 2% perdiendo todo lo ganado en la jornada previa. Y, por si fuera poco, los analistas ven más sombras que luces en las medidas del Gobierno.

"Vamos a dar por supuesto que estos ajustes serán suficientes para cumplir con el objetivo de déficit, lo que pasa es que no se sientan las bases para que salgamos de una manera más productiva cuando empecemos a salir". La frase es de Estefanía Ponte, de Cortal Consors pero la opinión es compartida por muchos analistas que ven en el paquete de ajustes más un guiño a Europa que unas bases para solucionar los problemas y sentar las bases para un modelo de crecimiento productivo. De hecho, las previsiones que manejan desde Cortal Consors para 2013 son de un crecimiento del PIB del -0,7% frente al 0,2% previsto por el Gobierno.

Según el Gobierno, las reformas anunciadas implican un ajuste (ahorro de gastos e incremento de ingresos) de 65.000 millones de euros en los próximos dos años y medio, lo que representa aproximadamente el 6,5% del PIB.

El "calado" de estas medidas no se pone en duda por parte de los analistas de Bankinter. Sin embargo, la firma de análisis considera que el enfoque sigue siendo "más bien de carácter coyuntural que estructural, ya que no modifican sistema fiscal o laboral, etc., sino que se limitan a modificar tasas impositivas para aumentar la recaudación y/o reducir partidas para disminuir el gasto".

Destacan la subida del IVA e Impuestos Especiales, así como la reducción progresiva de las cuotas sociales, la eliminación de la deducción por compra de vivienda habitual y la corrección del déficit de tarifa eléctrica. "Se ha tocado la parte de los ingresos pero la del gasto no. Esto nos llevará a incumplir con el objetivo del déficit y a seguir siendo ineficientes en los próximos años", explica Soledad Pellón, estratega de IG Markets. "En tiempos en los que la economía marchaba, había más empresas y por tanto más ingresos por la parte del impuesto de sociedades, menos gente en paro y más tributando. Sin embargo, se ha creado una estructura inviable y por tanto habrá que reducir el gasto", añade Pellón.

Reducción de la administración pública

La experta pone en duda la efectividad de los ajustes planteados a pesar del "enorme esfuerzo" que habrá que hacer vía impuestos. Para la experta, la solución pasa por reducir la estructura de la administración pública que "ningún Gobierno se ha atrevido a tocar". Lo que más sorprende a la analista es el hecho de que desde Europa no se imponga como condición la reducción las administraciones públicas. Desde 2007, se han seguido creando trabajos públicos, a dedo durante los últimos años de crisis. 300.000 puestos de trabajo que no son posibles de mantener y hay que reducirlo de manera drástica".

Desde Link Securities esperan que estas medidas beneficien a la prima de riesgo y hagan que se modere la rentabilidad del bono a diez años que, en los últimos días, lo hemos vuelto a ver por encima del "nivel de no retorno del 7%". Sin embargo, la firma de análisis considera importante que "el Ejecutivo implante las medidas anunciadas lo antes posible para demostrar tanto a sus socios europeos como a los acreedores y mercados que esta vez sí, va en serio -ya han sido demasiadas veces las que tanto este Ejecutivo como, sobre todo, el anterior, han amagado y no han terminado de dar".

José Luis Martínez, de Citi, asegura que "se avanzan muchas medidas estructurales y ajustes adicionales del tamaño del sector público. Pero en la mayoría de los casos, sin mucha concreción. O directamente sin calendario de aplicación. De hecho, debería ser el principal objetivo para el presupuesto plurianual de final de mes: poner fechas y valor individualizado a las medidas de ajuste fiscal".

El economista considera que hacen falta otras medidas de ajuste estructural como nuevos pasos en la reforma del mercado de trabajo, pensiones y unidad de mercado. También detallar el control efectivo que se aplicara a las Comunidades autónomas, considerando que el Gobierno ya reconoce que un buen número de ellas incumple los objetivos de déficit en la primera parte del ejercicio. Quizás hoy tengamos más información en la reunión entre el Gobierno y las Comunidades autónomas".