Debate en Alemania

Tensiones entre Merkel y los sabios alemanes

La canciller alemana, Angela Merkel, rechazó hoy las críticas vertidas por un grupo de economistas, que criticaba la conveniencia o no de llevar a cabo una unión bancaria. Un grupo de 160 economistas lanzó el pasado 5 una carta abierta a la canciller Angela Merkel protestando por la unión bancaria, que conduciría, en su opinión, a que los alemanas cargasen con las deudas de los "cinco países con deudas". Hoy, han recibido la respuesta de otro grupo de expertos.

En Alemania no existe un pensamiento único, aseguró el pasado miércoles Angela Merkel al término de la cumbre bilateral. Y los economistas del país se han esforzado por darle la razón. El pasado día 5, un grupo de 160 economistas remitió una carta público a la canciller en la que protestaban por la unión bancaria que había pactado en la cumbre de la semana pasada.

Merkel, rechazó hoy las críticas vertidas por este grupo de economistas contra la proyectada unión bancaria acordada durante la reciente cumbre de la Unión Europea en Bruselas, por implicar una colectivización de las garantías bancarias. Todos deberían "leer bien detenidamente y luego informar de lo que pone en los acuerdos", afirmó la canciller alemana, quien recordó que las garantías para los bancos están tan prohibidas, según las normas actuales, como las garantías de los estados.

"No se trata de ninguna manera de cualquier garantía suplementaria", dijo la canciller en una rueda de prensa tras entrevistarse con el primer ministro del Líbano, Nayib Mikati.

El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, fue más allá y calificó hoy de "irresponsables" las críticas de los economístas. "Son indignantes", dijo hoy Schäuble en declaraciones a la emisora pública RBB Inforadio, en las que afirmó que los "científicos financieros deberían ser mas responsables a la hora de usar el término deuda bancaria" en vez de sembrar el desconcierto entre la población.

La carta

"Queridos conciudadanos: las decisiones a las que ha llegado la canciller en la cumbre de los países de la UE son falsas", reza el comienzo de la misiva. "Nosotros, economistas de los países de lengua germana, vemos con gran preocupación el paso hacia la unión bancaria como una colectivización de las deudas de la banca del eurosistema. Las deudas bancarias son casi tres veces tan grandes como las deudas estatales y suponen varios miles de millones en los cinco países en crisis. Los contribuyentes, pensionistas y ahorradores de los hasta ahora países sólidos de Europa no deben ser responsables de la devolución de esta deuda".

El gobernador del Bundesbank y miembro del consejo de gobierno del BCE, Jens Weidmann, aseguró que la cumbre "no había aportado claridad acerca del futuro" y que "la unión bancaria no es un instrumento a corto plazo para la resolución d elos problemas existentes. Es un proyecto ambicioso".