Inflige daño al "sentimiento económico" del país

El primer ministro japonés transmite a Lagarde su inquietud por la apreciación del yen

El primer ministro de Japón, Yoshihiko Noda, transmitió hoy en Tokio a la directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, su preocupación por el impacto de la fuerte apreciación del yen en la economía japonesa.

La directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, se encuentra en Tokio para participar en un foro económico, mantuvieron hoy un encuentro en el que el jefe del Gobierno nipón expresó su inquietud por la subida del yen en los últimos meses en el contexto de la crisis de deuda en Europa.

Para el mandatario japonés, la escalada del yen responde a movimientos del mercado que no reflejan los fundamentos económicos de Japón y que están infligiendo un serio daño al "sentimiento económico" del país, según la agencia Kyodo

El líder japonés, que ocupó el cargo de ministro de Finanzas en 2010, subrayó también que la situación en la eurozona es la cuestión "más crítica" que afronta la economía global.

El yen, considerado por los inversores una divisa refugio, mantiene una persistente trayectoria al alza que le ha llevado a rozar máximos frente a la moneda europea y el dólar en el último año.

En apenas doce meses se ha apreciado cerca de un 10 % frente al euro, lo que perjudica seriamente a los exportadores japoneses, uno de los pilares de la tercera economía mundial, ya que ven mermados sus beneficios en el exterior a la hora de repatriarlos.

Desde septiembre de 2010 el Gobierno de Japón ha intervenido en cuatro ocasiones en el mercado de divisas para depreciar el yen, la última en octubre de 2011, después de que la moneda local marcara un nuevo récord frente a la estadounidense al intercambiarse en 75,32 unidades.

Hoy, el yen se movía en la banda alta de las 79 unidades frente al dólar y de las 98 unidades frente a la moneda única europea.