Para hacer frente a problemas de liquidez

Fitch pide a Telefónica un recorte "más agresivo" de los dividendos

Fitch considera que los operadores de telecomunicaciones de los países de la periferia de la eurozona, Telefónica, Portugal Telecom y Telecom Italia, deberían llevar a cabo recortes "más agresivos" en sus dividendos para hacer frente a posibles problemas de liquidez en el corto plazo, aunque reconoce que la compañía española está mejor posicionada que sus homólogas portuguesa e italiana.

En un comentario sobre el impacto de la crisis de deuda en el sector, Fitch incide en que la liquidez de estas tres compañías es la "principal preocupación" y continúa ejerciciendo presión sobre sus gestores en torno a los estrategias que están poniendo en marcha para hacer frente a la gravedad de esta situación.

"Fitch cree que unos recortes más agresivos de los dividendos son una posible solución a la liquidez en el corto plazo y favorece esta medida sobre la potencial venta de activos y/o la salida a bolsa de entidades que forman parte del grupo. Estas últimas medidas llevan tiempo y posiblemente no son óptimas en términos de valoración en un momento de debilidad en los mercados de capital", explica.

En un hipotético escenario de salida del eurozona, Fitch calcula que la supresión del dividendo durante un año ahorraría a Telefónica aproximadamente 6.000 millones de euros, a Telecom Italia 1.000 millones de euros y a Portugal Telecom 600 millones de euros, lo que combinado con los programas de recorte del gasto en marcha les daría a estas empresas una "valiosa liquidez extra en términos de servicio de deuda".

Pese a todo, reitera que estas compañías son "fuertes operadores independientes" con una sólida y justificable generación de flujo de caja en el largo plazo, y cree que, en ausencia de cualquier posible escenario caótico de salida de la eurozona, serán capaces de soportar un "prolongado periodo de austeridad interna".

Asimismo, la agencia cree que estas compañías seguirán teniendo acceso a los mercados internacionales en el escenario base, aunque a un coste más elevado, y estima que los mercados de deuda nacionales también son "una opción".

Fitch considera que Telefónica está mejor posicionada estructuralmente dada la "indudable flexibilidad" para generar más del 50% de su flujo de caja en operaciones fuera de España, mientras que Portugal Telecom y Telecom Italia están mucho más enfocadas al mercado doméstico, por lo que sus perfiles de crédito se verán más afectados por lo que ocurra en la economía de sus respectivos países.

Preocupación entre los inversores

Asimismo, la agencia señala que la redenomimación de los escenarios de la eurozona está haciendo mella en las opiniones de los inversores, que exigen a las empresas de telecomunicaciones de la periferia que demuestren que cuentan con planes para mitigar la potencial escasez de liquidez en el corto plazo causada por el débil acceso a los mercados de deuda.

En varios encuentros con inversores, Fitch constató que estos se preguntan qué es lo que están haciendo las tres operadoras para prepararse para un prolongado periodo de austeridad nacional y un caro e incluso prohibitivo acceso a los mercados de deuda. En su opinión, los recortes de dividendos y las ventas de activos es la mejor forma de hacer frente a la grave falta de liquidez en el corto plazo.

Sin embargo, la agencia cree que si la situación empeora aún más, los inversores comenzarán a cuestionarse los escenarios planteados y lo que las compañías deben hacer para mitigar esta situación. Esto incluiría la evaluación de las implicaciones legales para su empresa, un potencial aumento de la deuda de fuera de la periferia y, finalmente, cambiar su domicilio desde los países de la periferia a otros con mejor calificación.