Para invertir

Un semestre decisivo para apuntalar la confianza

Los avances de la última cumbre europea abren un escenario de mayor optimismo para que la Bolsa y la deuda enmienden el castigo de 2012

La cumbre europea ha dado un revés en las perspectivas de los mercados para el segundo semestre. "La situación pinta mejor que hace dos semanas", comentaba el viernes Alberto Roldán, director de análisis de Inverseguros. Los expertos se habían mostrado hasta entonces extremadamente preocupados y cautelosos. Ahora siguen inquietos, pero a un grado inferior. La Bolsa y la deuda agradecieron los acuerdos a los que han llegado los líderes de Gobiernos europeos a favor de España e Italia: el Ibex subió el 5,66% en la última jornada, y la prima de riesgo bajó hasta 474.

Los dos países, que han recibido mayor presión por parte del mercado, decidieron echar un órdago a la Unión Europea: no habría pacto por el crecimiento si no se soluciona de inmediato el problema de la deuda. Y funcionó. Alemania ha aceptado que el fondo de rescate pueda recapitalizar directamente a la banca, aunque solo en el momento en que el BCE se convierta en el supervisor único de las entidades financieras. Además, los fondos a través de los que se dirigirá la ayuda a la banca española dejan de ser acreedores preferentes, una condición que había pesado mucho sobre el mercado. "Poco a poco se va arreglando la situación. Estábamos al límite", comenta Iván San Félix, de Renta 4.

Pero aunque la cumbre ha abierto un hilo de optimismo, aún persiste la desconfianza. "Los inversores creen que los acuerdos de la cumbre podrían ofrecer un respiro o salida en su financiación a países como España e Italia. Pero también se muestran muy cautos ante la posibilidad de que estemos ante una solución temporal que alivie el problema sin resolverlo. Me quedo sin ninguna duda con la valoración que ha hecho un trader: esto puede ser como la lluvia en el desierto", explica José Luis Martínez, estratega jefe en España de Citi. Mientras, desde Bankinter apuntan que "las medidas parecen positivas aunque todavía llevarán algunos meses implementarlas (hacia finales de 2012)". Destacan, además, "que habrá que estar atentos a los detalles".

Sabadell contempla la posibilidad de que el Ibex cierre el año sobre 8.300 puntos, con una caída de la prima de más de 100 puntos

El lunes arrancará para los mercados el segundo semestre y una nueva etapa de oportunidad para enmendar el ejercicio. "La política va a estar en primer orden. El euro se empezó por el tejado y ahora hay que construir los cimientos, y esto está evolucionando mucho más lento de lo que sería deseable", explica Miguel Ángel García, director de estrategia de Banca March. Por lo tanto, habrá que colmarse de paciencia.

La evolución de la prima de riesgo y de la Bolsa van a estar estrechamente vinculadas al transcurrir de los acontecimientos. José Luis Martínez señala que se deben dar tres condiciones para poner rumbo hacia una recuperación sostenida: "Hay que dar un paso significativo para resolver la crisis del euro; es necesario apuntalar la liquidez y tomar nuevas medidas desde el BCE y que haya una mejora en los datos económicos de China y Estados Unidos, o al menos que sus bancos centrales anuncien nuevas medidas expansivas".

Paralelamente, España tiene que solucionar el saneamiento del sector financiero y cumplir con la reducción del déficit. El Banco de España acaba de confirmar que la recesión se ha acentuado y firmas como Ernst & Young aventuran que la tasa de paro subirá hasta el 27,4% en 2013. "Pronto se comenzarán a conocer los resultados empresariales del primer semestre, y la sensación que hay es que las cosas no van bien para las compañías. Me temo que vamos a asistir a varios profit warning", dice Iván San Félix.

Aun así, los expertos consideran que han aumentado las posibilidades para que la Bolsa y la deuda recuperen parte del terreno perdido en el ejercicio. Las previsiones comienzan a cambiar favorablemente. "El Ibex podría repuntar hasta los 8.000 puntos +12,6% de revalorización frente al último cierre por una reducción de 150 puntos básicos en la prima de riesgo (hasta cerca de los 400 puntos básicos el diferencial a 10 años), y en los próximos tres meses podría estar en 7.400, para cerrar el año sobre los 8.300 +16,8%", explican desde Banco Sabadell. Los expertos matizan, sin embargo, que el impacto positivo en las primas de riesgo y en la Bolsa será transitorio si "no se sigue avanzando en reformas de calado y sobre el sector bancario". Según Sabadell, las compañías con un perfil más cíclico podrían evolucionar peor en Bolsa, ya que el pacto por el crecimiento queda sin concretar, por el momento.

Alberto Roldán reconoce que "los mercados son muy impacientes", y que "van a evolucionar con el freno echado". Pero al tiempo, considera que el resultado de la cumbre, que ha sido muy superior a lo que se descontaba en un principio, ha puesto un suelo a los mínimos del año (5.990 puntos intradía). "La Bolsa española debería tener un comportamiento superior frente al resto", dice.

Gisela Turazzini, cofundadora de Blackbird Group Wealth, explica que "una vez solucionado el rescate del sistema financiero español, los mercados de deuda deberían de dar un respiro a la financiación del Estado español y relajar la prima de riesgo. Entonces, se deberían ver las típicas operaciones de cazagangas, donde las atractivas valoraciones empresariales priman sobre cualquier otro tipo de riesgo".

La semana ha concluido entre rumores de cierre de posiciones cortas. Los inversores no quieren perder cualquier posibilidad de recuperación. Pero a medio plazo hay que seguir a la espera de noticias. Los mercados continuarán muy apegados a la actualidad.

En espera de...

BCE. El Banco Central Europeo se reúne el 5 de julio y los analistas no descartan una rebaja de 25 puntos en los tipos de interés. Habrá que estar atentos al mensaje de su presidente, Mario Draghi.

Eurogrupo. El 9 de julio, el Eurogrupo se dará cita para detallar el rescate a la banca española. La cifra inicial de necesidad de capital es de 62.000 millones en un escenario extremo.

Resultados. En las próximas semanas comenzarán a conocerse los resultados empresariales al cierre del primer semestre.