Alison Cooper. Consejera delegada de Imperial Tobacco

"La coyuntura es desafiante, pero nos sienta de maravilla"

Dirige uno de los mayores grupos tabacaleros del mundo, al que pertenece Altadis. Esta semana ha visitado Madrid

Trabaja desde hace 13 años en Imperial Tobacco Group, multinacional tabacalera propietaria de Altadis. Desde hace dos años, Alison Cooper, británica, de 46 años, madre de dos hijas, es la máxima responsable de este grupo. Como fumadora de cigarros cree que uno de los privilegios de su trabajo es poder acceder a marcas de prestigio, gracias a la asociación que la compañía tiene con Habanos. Sus favoritas: Cohiba y Montecristo.

Es pionera en su condición de única mujer al mando de una multinacional que opera en un sector dominado por hombres. ¿Se ve en la necesidad de adaptar su estilo directivo por ello?

Mi estilo de liderazgo ha evolucionado a medida que ascendía en la escala del negocio, pero no he tomado ninguna decisión consciente de cambiar mi planteamiento desde que fui nombrada consejera delegada. Con independencia de que se sea hombre o mujer, lo más crítico para un líder es ser fiel a sí mismo y a los valores propios, porque esos son los fundamentos para conectar con las personas, sean mujeres u hombres.

"Tener impulso es tener la voluntad de lograr resultados, ver soluciones, no problemas"

¿Cómo es su estilo de liderazgo?

Es esencial ser yo misma y estar abierta a los que me rodean. Además, siempre me ha interesado aprender, y eso fomenta la colaboración; siempre encontraremos una mejor solución juntos. El elemento definitivo para mí es el impulso y la creencia de que podemos lograr el cambio que necesitamos en Imperial para cumplir nuestra nueva estrategia de ventas y maximizar el valor de nuestros activos. Tener impulso es tener la voluntad de lograr resultados; ver soluciones, no problemas, y convertir los retos en oportunidades. En Imperial y en Altadis esto está arraigado en nuestros valores y forma parte de lo que hace de la empresa un lugar tan estupendo para trabajar.

¿Las mujeres aportan un estilo directivo diferente?

No necesariamente, pero creo que parte de la iniciativa de tener más mujeres en los consejos de administración refleja la necesidad de fomentar formas distintas de pensar y de hacer las cosas. Esto se puede lograr de muchas maneras, tales como asegurarse de que exista una buena combinación de culturas, experiencia y capacidades en una organización. La cuestión no debería limitarse simplemente a una cuestión numérica de que haya más mujeres en los consejos.

¿Cuál es su mayor aportación a Imperial Tobacco?

Tal vez sea demasiado pronto para decirlo, y también para que otros lo juzguen. Espero que mi mayor aportación sea liberar el potencial de las personas en nuestro negocio, hacer que tengan éxito, y que el negocio alcance también el éxito. Se ha producido una gran cantidad de cambios en nuestro negocio y estoy encantada con la velocidad y la dimensión de nuestros logros durante los dos últimos años. La respuesta de los empleados ha sido fantástica; en España y en todos nuestros demás mercados ha habido una buena disposición en cuanto a aceptar el cambio, respaldar la estrategia de ventas e impulsar el éxito.

En una época de crisis económica, ¿cómo se gestiona una compañía cotizada a merced de la volatilidad de los mercados bursátiles?

Es bastante sencillo, no trastornarse y estar atentos a la cotización, pero concentrarse en dirigir el negocio, impulsando el rendimiento y creando valor.

El diario Financial Times la considera uno de los mejores gestores empresariales del mundo. ¿Cómo se logra esto?

Nunca se trata de una persona aislada, sino del equipo. En Imperial contamos con una gente estupenda que tiene un gran conjunto de valores. Involucrando a las personas que nos rodean, que se sientan comprometidas con la pasión y la creencia de que van a tener éxito, es asombroso lo que se puede lograr.

¿Cuántas horas trabaja al día?

Realmente no cuento las horas. La mayoría de la gente consideraría las jornadas de trabajo largas, pero todo ese tiempo recompensa.

¿Equilibrar la vida profesional y la personal es importante para usted y su organización?

No estoy segura de que el planteamiento deba ser el equilibrio trabajo y vida personal. Es importante tener gente comprometida y ese es mi enfoque, que incluye animar a nuestros empleados a encontrar la función y el entorno de trabajo que encaje con sus aspiraciones vitales. Y hago que esto funcione en mi caso. Por supuesto, hay momentos en que las cosas se desequilibran un poco, pero en conjunto, funciona bien.

¿El hecho de que una de sus filiales esté situada en España, país que se encuentra actualmente en el ojo del huracán financiero, es un problema?

Como empresa, hay que saber capear estos desafíos, encontrar oportunidades y dar apoyo a nuestras operaciones locales siempre que sea posible. No veo nuestra presencia en España como un problema. La coyuntura es desafiante, pero los retos nos sientan de maravilla.