Ante las dificultades de España e Italia

Schulz: "Necesitamos soluciones hoy"

El presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, ha asegurado en el contexto de la cumbre europea que se celebra en Bruselas que "necesitamos soluciones hoy", en alusión a las "serias dificultades" que enfrentan España e Italia en los mercados de deuda.

"Hay que reaccionar porque España e Italia están teniendo serias dificultades para financiarse y no pueden esperar a que se reforme la UE. Necesitamos soluciones hoy", ha resaltado Schulz.

Asimismo, Schulz ha rechazado la recapitaliación directa de la banca como pide España, al considerar que el Estado español será el responsable del préstamo de hasta 100.000 millones de euros que recibirá del Eurogrupo.

"Entiendo que el gobierno español no quiere involucrarse en la recapitalización (de la banca), pero debe aceptar las normas y las normas son que tiene que pasar por el gobierno y éste aceptar los riesgos", ha puntualizado el presidente de la Eurocámara. "No puede ser la posibilidad que otros gobiernos financien a los bancos españoles y el gobierno se desentienda de la operación", ha añadido.

Schulz, que ha participado en el inicio de la reunión con los jefes de Estado y Gobierno de la UE para exponer a los líderes las demandas del PE, ha señalado que "confía" que se aprueben "medidas concretas y a corto plazo para rebajar la presión sobre los diferenciales de deuda de España e Italia".

Preguntado sobre si la eurozona vive "la dictadura" de las agencias de calificación de riesgo, Schulz ha señalado que "la UE depende de las agencias porque ha decidido depender". "En Estados Unidos les bajaron la nota y continuaron como si nada hubiera pasado", ha apuntado.

El presidente de la Eurocámara ha propuesto "dar una licencia bancaria" al Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) (temporal) o el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) (permanente).

En anteriores ocasiones se ha hablado de la misma posibilidad, que permitiría al fondo de rescate depositar los bonos comprados como garantía ante el Banco Central Europeo. De esta forma, el fondo tendría una capacidad ilimitada para comprar deuda de países en dificultades. Según Schulz, esta medida permitiría romper el vínculo entre la deuda soberana y la banca. Sin embargo, esta idea ha topado en el pasado con la oposición alemana y el propio BCE.

Pese a rechazar la recapitalización directa, en su intervención ante los líderes de la UE, Schulz ha trasladado la idea que "además de grandes debates sobre el futuro de la arquitectura de la UE, conviene tomar medidas a corto plazo".

Schulz ha lamentado que, como presidente del Parlamento Europeo, no se le permite permanecer a lo largo de toda la cumbre en la sala de reuniones como hace el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso. Además, ha señalado que ideas como la unión bancaria, la tasa de transacciones financieras o los bonos proyecto "llevan dos años pidiéndose desde el PE".

"A lo mejor si los líderes escucharan lo que dice la Eurocámara, la única institución elegida democráticamente por los ciudadanos, se habría ahorrado a los europeos dos años de cumbres y tomas de decisiones sin frutos", ha explicado.