Defiende que "es el momento de la unidad"

Prado dice que Endesa es la empresa más perjudicada por la reforma eléctrica

Endesa ha sido la eléctrica más perjudicada por las medidas "desproporcionadas" aprobadas por el Gobierno en marzo. Así lo aseguró ayer el presidente de Endesa, Borja Prado, quien advirtió del peligro para las inversiones si se aplica una tasa sobre la generación.

Prado aseguró ayer en la junta de accionistas de Endesa que están "a la expectativa" de la segunda fase de la reforma eléctrica. El Gobierno no la aprobará este viernes, como estaba previsto, sino en la primera quincena de julio, según su información. En cuanto a las primeras medidas adoptadas en marzo, que supusieron un recorte de casi 700 millones de los ingresos de la distribución, Prado subrayó que la eléctrica ha asumido "esfuerzos desproporcionados y desequilibrados" en el marco de la reforma, de la que "ha sido la más perjudicada".

Este esfuerzo, según sus palabras, condiciona "la calidad del servicio y el crecimiento de la economía" y obligará a "tomar las medidas oportunas en inversión y gestión", si bien "no está en nuestra cabeza ningún ERE", señaló.

Prado calificó de "adecuadas" las políticas del Gobierno contra la crisis y aseguró que esta apreciación no responde solo al contenido de las medidas, sino a que "es el momento de la unidad" y de "apoyar al Gobierno para que España recupere la confianza de los mercados financieros y vuelva a la senda del crecimiento". Para el presidente de Endesa, la introducción de una tasa que grave a la generación sería "algo brutal".

ENDESA 23,06 2,63%

Aunque durante su intervención en la junta se mostró dispuesto a "dialogar y pactar" para acabar con el déficit de tarifa, en un encuentro posterior con la prensa reconoció que, pese a que el ministro de Industria, José Manuel Soria, "es cordial y atento", su departamento no les ha dado ninguna información sobre la reforma. "Nos limitamos a comentar las declaraciones del ministro", por ejemplo, que otras compañías del sector, al margen de las de Unesa, participarán en la financiación del déficit tarifario.

Por su parte, el consejero delgado de la eléctrica propiedad de Enel, Andrea Brentan, dijo que el Gobierno "posiblemente" podrá solucionar el déficit de tarifa si aplica varias medidas de corrección y eleva el tope de desajuste permitido para 2012 y que en 2013 pueda producirse alguna desviación, amén de subidas moderadas de tarifa. La norma fija para este año un déficit de tarifa de 1.500 millones y para 2013 cero déficit.

Dado el esfuerzo que se deriva de las medidas "extremadamente negativas" de marzo, "no son asumibles medidas adicionales" para unas empresas que son un "motor de la economía". Brentan reiteró las propuestas de Endesa para acabar con el déficit de tarifa, que ha trasladado al Gobierno. Entre ellas, que los ingresos por la compra de derechos de emisión de CO2 (que deben pagar todos los sectores contaminantes) se destinen a sufragar las primas de las renovables y políticas de eficiencia energética.

Un pago de dividendo único de 0,606 euros

La junta de Endesa aprobó ayer el pago de un dividendo bruto de 0,606 euros por acción con cargo a las cuentas de 2011, que se realizará el 2 de julio. El reparto de este dividendo se produce después de que el consejo de Endesa decidiese a finales del año pasado no pagar el habitual dividendo a cuenta de enero "para fortalecer su posición financiera y su liquidez". Endesa, participada en un 92% por la energética italiana Enel, sometió ayer a la junta la reelección del consejero delegado, Andrea Brentan, y del consejero Luigi Ferraris. También se aprobó la incorporación en el consejo de Salvador Montejo, en sustitución de Luis de Guindos, que dejó el consejo tras su designación como ministro de Economía, y de Massimo Cioffi, que releva a Claudio Machetti.