Aeronáutica

El nuevo presidente de Airbus demanda al Gobierno una mayor inversión en I+D

"España no debe ni puede quedarse atrás" en materia de inversión en I+D. Así de directo se expresó ayer el nuevo presidente del fabricante aeronáutico Airbus, Fabrice Brégier, en presencia del ministro de Industria, José Manuel Soria.

Fue en la primera ocasión en la que han tenido oportunidad de encontrarse desde que Brégier se convirtió en el hombre fuerte del fabricante aeronáutico, a finales de mayo, y coincidiendo con el acto de entrega del primer estabilizador horizontal del avión A-350, la nueva apuesta de Airbus en el negocio de aviones de largo alcance.

En las instalaciones del grupo en Getafe (Madrid), el directivo elogió el papel de España en el programa del A-350 y destacó su liderazgo en tecnologías de materiales compuestos (fibra de carbono), un elemento clave en el nuevo avión.

AIRBUS GROUP 124,92 1,76%

"Es necesario apostar por el futuro para que España pueda mantener el liderazgo", señaló en un discurso pronunciado en español, invitando al Gobierno a ir de la mano de las empresas para aumentar el esfuerzo inversor en I+D.

El mensaje lanzado por el número uno de la aeronáutica mundial coincide con lo que ya viene reclamando desde hace unas semanas su máximo responsable en España, Domingo Ureña, que ayer volvió a insistir: un edificio sin cimientos se resquebraja y la I+D "es el cimiento que da solidez a todo".

"Ministro, este es el fruto de un acuerdo estratégico cerrado por España, que apostó por el sector aeronáutico de forma decidida", añadió en referencia al peso de la industria española en el proyecto del A-350.

Según cálculos de EADS y su filial Airbus, cada euro invertido en I+D en el sector aeronáutico genera retornos equivalentes a 25-30 euros.

El ministro Soria afirmó que una de las prioridades de este Gobierno será la "reindustrialización" de España y que la aeronáutica tendrá un papel clave en ello.