Expresidente de la Generalitat

Pujol comprende a Alemania por no querer ser "los catalanes de Europa"

El expresidente de la Generalitat Jordi Pujol se ha mostrado comprensivo con la posición de Alemania ante los ajustes de la UE debido a la crisis y ha negado que sea egoísta, sino que "los alemanes no quieren ser los catalanes de Europa".

A su juicio, es lógico que el préstamo de dinero vaya acompañado de requisitos de exigencia y control.

Ante la gravedad de la situación de las arcas públicas españolas, y más aún de las catalanas, el expresidente de la Generalitat ha rebatido las críticas de la oposición ante la acción del Gobierno autonómico con una frase que Mas pronunció en el Parlament: "No hay dinero".

Pujol ha participado en la presentación del libro El desorden inmobiliario en Cataluña, de Casimir Alsina y Anna Alsina, en el Colegio de Administradores de Fincas de Barcelona-Lleida. Durante su intervención, ha criticado la carrera y especulación inmobiliaria que se llevó a cabo años atrás en España con una economía que "no aseguraba ningún elemento de competitividad".

Eurovegas

El acto ha coincidido con la vista este lunes de una delegación del consejo de administración de Las Vegas Sands a Barcelona antes de tomar una decisión sobre dónde situar el proyecto Eurovegas. Preguntado al respecto, Pujol ha expresado su apoyo a las decisiones que tome el Gobierno catalán respecto al macrocomplejo, que podría implantarse en Cataluña si así lo acuerda el magnate norteamericano Sheldon Adelson.

"Lo que hago, como en todo, es dar apoyo a todo lo que hace el Govern, y en particular el presidente de la Generalitat, Artur Mas", se ha limitado a responder una vez terminada la presentación.

Y es que, según Pujol, ni la construcción, ni el consumo ni la inmigración son elementos que garanticen la competitividad de un país, y éstos fueron la base de la economía española.