Aboga por una unión política para Europa

Merkel cree que los eurobonos serían hoy "contraproducentes"

La canciller alemana, Angela Merkel, ha rechazado hoy nuevamente la creación de eurobonos, al afirmar que la introducción de deuda conjunta para toda la zona euro sería "contraproducente" en la situación actual.

"Todas las miradas estarán puestas en Alemania" durante la cumbre europea de Bruselas del jueves y el viernes, ha dicho Merkel durante un encuentro sobre desarrollo sostenible.

"En este momento, me preocupa que de nuevo hablemos demasiado sobre ideas sobre la responsabilidad común, y demasiado poco sobre la mejora del control", ha afirmado.

Las propuestas sobre eurobonos y fondos de depósitos comunes son "erróneas y contraproducentes", sostiene. A su juicio, el objetivo debe ser una unión política con mayor control común.

Sin decisiones sobre Grecia

El Gobierno alemán, por otra parte, da por supuesto que en la cumbre de la Unión Europea esta semana no se alcanzará ninguna decisión con respecto al programa griego ante la crisis, pese a las especulaciones sobre una posible prolongación de sus plazos.

En un encuentro rutinario con la prensa, el portavoz del Ejecutivo alemán, Steffen Seibert, explicó que, antes de abordar la situación de Grecia o cualquier tipo de reforma de sus planes de ajuste, la troika (Banco Central Europeo, Comisión Europea y Fondo Monetario Internacional) debe regresar a Atenas, entrevistarse con el nuevo Gobierno y analizar la situación.

El portavoz explicó que, debido a que el Ejecutivo heleno acaba de formarse y a los problemas de salud del primer ministro griego, Andonis Samarás, aún no han viajado a Atenas los representantes de la troika. "Por eso, no esperen ningún acuerdo sobre el tema Grecia en la cumbre de la UE", aseguró Seibert, en referencia al encuentro previsto en Bruselas para el 28 y el 29 de junio.

La troika tenía previsto viajar a Atenas esta semana, pero canceló la visita a última hora, tras conocerse que Samarás tuvo que ser operado de urgencia por un desprendimiento de retina y estará convaleciente toda esta semana, por lo que no podrá asistir a la cumbre.

Por su parte, el portavoz del Ministerio alemán de Finanzas, Martin Kotthaus, informó de que, por el momento, la hoja de ruta que debe seguir Atenas es la pactada por los anteriores ejecutivos.

"El programa está acordado y es válido también para el nuevo Gobierno", reiteró Kotthaus, defendiendo la postura oficial alemana.

En los últimos días, el Ejecutivo de coalición griego ha sugerido en varias ocasiones que le gustaría tener más tiempo para poder aplicar el programa de ahorro y reformas impuesto a cambio de los dos paquetes de rescate.

Por el momento, la UE y Berlín se muestran contrarios a una posible flexibilización del programa heleno, pese a los rumores sobre una eventual prolongación de los plazos, sin alteración de los objetivos. EFE