Vázquez argumenta que el árbitro se excedió en los términos de su mandato y afirma que el arbitraje resta capacidad de gestión e impide el crecimiento de la compañía

Iberia impugna el laudo

El presidente de IAG, Antonio Vázquez, anunció ayer que Iberia impugnará hoy el laudo dictado el pasado día 25 de mayo por Jaime Montalvo a instancias del Gobierno. Argumentó que el árbitro "se excedió respecto a los términos de su mandato". Expertos laboralistas consultados aseguran que la impugnación es posible, pero que el laudo es de obligado cumplimiento en tanto no haya una sentencia en contra.

Iberia impugna el laudo
Iberia impugna el laudo

La junta de accionistas de IAG (la matriz en la que se fusionaron las aerolíneas Iberia y British) discurría ayer en Madrid sin la presencia de periodistas, pero en medio de una aparente calma. El presidente del holding y de Iberia, Antonio Vázquez, hilaba un discurso en el que describía los beneficios de la fusión y comentaba que en el último año y medio el socio británico había tenido un buen comportamiento, mientras que la aerolínea española se había visto contagiada por la mala situación económica del país y lastrada por su inadecuada base de costes.

Ya al final de su intervención, Vázquez, lanzó la noticia que polarizaría desde ese momento la reunión. Textualmente afirmó: "hemos examinado los detalles de la decisión del árbitro en relación al sindicato de pilotos Sepla. Iberia iniciará mañana un proceso de impugnación en base a la consideración, entre otras razones, de que el árbitro se excedió respecto a los términos de su mandato tomando una decisión que afectará negativamente las facultades de los gestores para alcanzar una adecuada base de costes para el negocio y que la decisión, por tanto, impedirá las oportunidades de crecimiento futuro del mismo".

La reacción del sindicato de pilotos no se hizo esperar. Los directivos del Sepla en su calidad de accionistas intervinieron para denunciar la falta de voluntad de la dirección de Iberia y de IAG para "llegar a acuerdos" que saquen a la compañía de la espiral conflictiva en la que está atrapada.

Concluida la junta un portavoz del Sepla aseguró que durante las últimas semanas ya habían denunciado la obstrucción de la compañía a la aplicación del laudo. "Esta empresa nunca cumple lo que pacta" afirmó. "Se han saltado los convenio, los pactos y ahora no quieren cumplir el laudo que tiene rango de ley". El Sepla afirma que el único interés de IAG es "reducir el tamaño de Iberia y hacerse con el control de Madrid-Barajas".

Por su parte fuentes de la dirección de Iberia no quisieron desvelar cual será el procedimiento legal que se utilizará para materializar la impugnación.

Expertos laboralistas consultados por este diario aseguraron que la impugnación es posible y recordaron que en algún laudo anterior para resolver una disputa entre la compañía y el Sepla ya se produjo. Afirmaron, no obstante, que el laudo tiene valor de convenio colectivo y por tanto es de obligado cumplimiento por las partes en tanto que una sentencia judicial firme no disponga lo contrario.

Fuentes de Fomento recordaron que fue el Gobierno quien instó el laudo y eligió al árbitro, "con el fin de asegurar la normalidad en la prestación del servicio aéreo". Reconocieron el derecho de las partes a recurrir, aunque "Iberia todavía no se ha materializado" y pidieron "responsabilidad a las partes.

Durante la junta, Vázquez respondió a preguntas de accionistas que le reclamaban dividendo, señalando que la situación económica hace difícil combinar el negocio con el reparto de retribuciones.

Walsh critica la política turística del Gobierno

El consejero delegado de IAG, Willie Walsh, durante su intervención en la junta de accionistas, se mostró muy crítico con la actuación de los gobiernos británico y español en materia de turismo y aviación comercial. "No pedimos ni esperamos un tratamiento especial", afirmó, "sin embargo, tanto el ejecutivo de Madrid como el de Londres ningunean al sector de la aviación. Y lo hacen poniéndose ellos mismos en peligro". El consejero delegado de IAG recordó que "la aviación es un motor económico clave tanto en Reino Unido como en España, donde además es piedra angular de la industria del turismo". Con gesto duro, Walsh sentenció que "desafortunadamente, ambos gobiernos parecen decididos a limitar los efectos positivos" de la industria aérea, "aplicando una tributación excesiva y careciendo de una visión económica que incluya a la aviación como un motor de crecimiento y empleo".

El directivo también tuvo palabras muy duras para el Sepla. En Iberia "hay talentos excelentes. Sin embargo, la acción egocéntrica de parte de los pilotos no ha hecho sino poner en peligro sus propios puestos de trabajo, los de sus compañeros y a la propia Iberia".

Walsh acusó a los tripulantes de "impedir activamente la creación de nuevos empleos en un país marcado por un desempleo masivo, y en el proceso han minado la viabilidad de miles de puestos de trabajo actuales en Iberia". También, defendió la creación de la nueva filial de bajos costes al señalar que "en esto radica la importancia de Iberia Express. Sus resultados son excelentes. Ha demostrado que puede operar con puntualidad en un aeropuerto como Madrid y que es rentable donde la matriz no puede", expuso.

Fomento ve efectos positivos en el arbitraje

Rafael Catalá, secretario de Estado de Infraestructura, Transporte y Vivienda, aseguró a CincoDías que el Gobierno aprecia los "efectos positivos del laudo", informa Alfonso Simón. Una vez que en la junta de accionistas de IAG, su presidente Antonio Vázquez anunció la presentación de una impugnación al laudo, Catalá señalaba que el Ejecutivo respeta el laudo "porque aporta algunos elementos que permitirían resolver el conflicto entre Iberia y el Sepla".

Las primeras reacciones del Sepla indicaban un fuerte descontento y la amenaza velada de reemprender las acciones de huelga. El secretario de Estado confía en que la impugnación "no signifique volver a los niveles de conflicto de los que venimos" y reclama "responsabilidad a las partes, que nos deberían garantizar que las diferencias que existan se negocien, sin un conflicto que se traslade a los usuarios y menos en un sector tan estratégico para el turismo".

También hace un llamamiento para que los pilotos sean conscientes de que las condiciones profesionales en el momento actual "no son las de hace 20 años, y por tanto hay que adaptarse como todos los profesionales estamos adaptando nuestras situaciones salariales y profesionales al momento actual".

Bankia

Vázquez no tiene noticias de desinversión

-El banco nacionalizado no ha expresado voluntad de vender el 12% de IAG que le convierte en primer accionista, dijo Vázquez en la junta.

-Socio leal. Aseguró que la entidad financiera "ha sido un socio estable y leal" y se mostró convencido de que "actuará con responsabilidad".

-Fomento ha tomado una posición activa en el conflicto de Iberia con sus pilotos, pero nunca en calidad de accionista.

Express

Los pilotos de Iberia Express, unos 40 comandantes y 18 segundos, tienen hasta hoy para decidir si se integran en el escalafón de la matriz o permanecen en la estructura de la compañía de medio y corto radio creada el 25 de marzo.