Enmienda en el Senado que favorece al viajero y penaliza al operador

CiU evita que Aena y las aerolíneas cobren el alza de tasas con efecto retroactivo

Los billetes comprados antes de la entrada en vigor del alza de tasas aéreas que se aprobará con los Presupuestos Generales del Estado a comienzos de julio, pero cuyos vuelos no hayan volado todavía, estarán exentos de pagar el incremento. Una enmienda de CiU aprobada ayer en el pleno del Senado zanja una controversia que enfrentaba a las aerolíneas con Aena y con sus pasajeros.

El sector turístico respira aliviado. La aprobación ayer en el pleno del Senado de una enmienda de CiU a la Ley de Presupuestos Generales del Estado ha conseguido que "los billetes de avión adquiridos antes de la aprobación de esta norma estén exentos del aumento de las tasas aeroportuarias" aunque el viaje se realice con posterioridad.

Con este cambio, que debe ser ratificado en el Congreso, se zanja una disputa que durante dos meses ha enfrentado a las aerolíneas con sus clientes y con Aena. Varias compañías advirtieron a sus pasajeros que les podrían reclamar el incremento de tasas con efecto retroactivo, pero un juez catalán sentenció que esta iniciativa podría ser considerada ilegal.

La enmienda de CiU, apoyada por el resto de los grupos, incluido el popular, abre la vía a una solución que supondrá un menor ingreso para las cuentas de Aena, a la vez que evita una embarazoso trámite de último momento para los pasajeros.

Un juez declaró ilegal la cláusula del billete que permite repercutir la subida

La preocupación por la situación creada era ostensible en las empresas turísticas que comercializan paquetes de viajes. Dudaban de la legalidad de repercutir retroactivamente la subida de precios a los clientes y temían tener que asumirla en sus cuentas. La normativa sobre paquetes de viajes obliga a avisar de cualquier cambio en las condiciones con 21 días de antelación. Las pérdidas por este concepto se estimaban en 100 millones de euros.

La disposición transitoria aprobada en el pleno del Senado afirma que los incrementos en las tasas "solamente serán aplicables y exigibles a los obligados al pago de dichas prestaciones (las compañías aéreas), respecto a los títulos de transporte emitidos con fecha posterior a la entrada en vigor de esta modificación legal".

Esto quiere decir, como ha explicado el portavoz de CiU en el Senado, Jordi Vilajoana, que "cualquier usuario que vaya a tomar un avión, por ejemplo, en agosto y haya adquirido los billetes en febrero no tendrá que pagar ese aumento de las tasas". Esta exención aplica por igual a transporte de pasajeros y de mercancías.

La subida de tasas aeroportuarias prevista en la Ley de Presupuestos es de un 18,7% de media pero en aeropuertos como Madrid y Barcelona puede alcanzar el 50% respecto del gravamen actual. Fuentes del sector apuntan a que el impacto en las grandes terminales por vuelo y pasajero es de 9 euros.

Desde Aena afirman que la medida puede tener complicaciones de aplicación dado que el organismo gestor de los aeropuertos españoles aplica las tasas en el momento que se realiza el vuelo y no discrimina respecto de la fecha de compra. Reclaman que se establezca el procedimiento adecuado para poder implementar la decisión.

La patronal de las aerolíneas ALA, por su parte, ha asegurado que ya han negociado un procedimiento para detectar qué billetes fueron comprados antes de la subida de tasas aunque se disfrutarán después. "La información que incluye en los billetes con referencia a Amadeus marca con absoluta precisión en qué fecha fueron comprados".

La cifra

100 millones de euros de pérdidas es la cantidad que el sector turístico estimaba si no se articulaba una solución a la subida de tasas en pleno verano.