Motor

Skoda alcanzará el punto de equilibrio en España con la venta de 22.000 coches

El fabricante Skoda, perteneciente al grupo Volkswagen, necesita vender en España 22.000 unidades al año para alcanzar su punto de equilibrio, según afirma su responsable, Iñaki Nieto. Un objetivo que tardará varios años en conseguirse, a tenor de la evolución prevista para el mercado español.

Sin embargo, en la marca checa destilan optimismo, pues consideran realistas sus objetivos de seguir aumentando ventas, a pesar de la debilidad de la demanda nacional y, por tanto, arañar año tras año cuota de mercado.

En 2011, Skoda matriculó 15.900 unidades, que sobre un mercado de 808.000 le otorgó un 2% del mercado. Las previsiones para este año son cerrar en 16.315 turismos, lo que asegurará un 2,2% de cuota, teniendo en cuenta que el sector descuenta que no se venderán más de 750.000 coches. Pero el break even tendrá que esperar a 2015, pues la previsión de la marca para 2014 es un 2,5% de cuota, aunque en volumen rondarán los 20.000 coches ya que calculan un mercado de 800.000 unidades. Ya en 2015, con un 3,5% de las ventas, superarán la barrera crítica.

Nieto basa estas previsiones en dos factores. Principalmente, por el lanzamiento de modelos, especialmente en segmentos donde hoy no están presentes. El nuevo Citigo, puesto a la venta recientemente, es un claro ejemplo, que permitirá a Skoda competir entre los urbanos pequeños, un segmento de poco volumen pero con crecimiento. De hecho, aspiran a matricular 2.000 unidades al año, que dado los volúmenes de la marca checa en España, aportará un crecimiento destacado. La aparición del Rapid, un sedán compacto que se situará entre el Fabia y el Octavia, aportará un octavo modelo a la gama. El objetivo es un nuevo coche cada seis meses.

La otra herramienta para seguir ganando cuota en España es la calidad del servicio y sistemas más eficientes en los concesionarios. El directivo pone como prioridad actual de su gestión garantizar la supervivencia de la red, lo que pasa por rentabilidad. El pasado año cerraron en equilibrio y el objetivo para este año, a pesar de las dificultades de ventas, es el beneficio.

Talleres reactivos en el mercado

Ante la falta de ventas, la solución es agudizar el ingenio para mejorar ingresos. Este es el mensaje de Skoda, que no quiere sucumbir al pesimismo. Iñaki Nieto resalta la necesidad de reinventar los concesionarios que han de ser "más reactivos en los servicios posventa". Como ejemplo, el directivo pone la campaña que han lanzado para captar clientes entre los propietarios de otras marcas mediante servicios especiales. "Recargan el aire acondicionado por solo 19 euros", afirma. "No se trata de bombardear con información, sino con ofertas realmente atractivas".