Motor

Rajoy muestra su "apoyo y apuesta" por el sector del automóvil en España

ACEA pide al Gobierno que medie en los acuerdos comerciales

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, transmitió el jueves por la tarde a los máximos responsables de las empresas del automóvil europeas "el apoyo y apuesta del Gobierno español a esta industria". Según explicó el viernes el presidente de Anfac, la asociación de fabricantes españoles, Francisco García Sanz, el presidente Rajoy también se mostró dispuesto a involucrarse en soluciones para incentivar el consumo de automóviles.

"Hemos presentado al presidente del Gobierno un plan de estímulos que entendemos combina crecimiento con austeridad fiscal. Confiamos en que en algún momento puedan ser atendidas nuestras peticiones", declaró García Sanz que, no obstante, declaró que el sector en España comprenden que el margen de maniobra del Gobierno para adoptar medidas que incentiven la demanda es limitado.

La patronal española Anfac y la europea ACEA transmitieron al Ejecutivo español las preocupaciones de la industria del automóvil, pero también su apuesta firme por contribuir al crecimiento económico con el fin de superar la crisis actual. En este sentido, el presidente de Anfac agradeció al grupo italiano Iveco la futura inversión de 500 millones de euros en España para sus plantas de Madrid y Valladolid.

La industria europea ha solicitado el apoyo del Ejecutivo español en Bruselas para reducir la regulación comunitaria que afecta al sector; que intermedie en planes que contribuyan a reducir la capacidad fabril en Europa; para medidas que incrementen la competitividad de las empresas y, muy especialmente, para que reconduzca la tramitación de los acuerdos comerciales que la Comisión Europea negocia actualmente con Japón e India.

Sergio Marchionne, presidente de ACEA y del grupo italiano Fiat, fue el viernes especialmente duro a la hora de criticar a la Comisión por la negociación con estos países que perjudica los intereses de la industria del automóvil europea.

Coches coreanos

Como ejemplo, Marchionne recordó que desde la entrada en vigor en verano del pasado año del acuerdo comercial entre Corea del Sur y la Unión Europea, se han disparado las ventas de coches de marcas de ese país, mientras que no han aumentado las matriculaciones de coches europeos en ese mercado asiático. "O los fabricantes europeos somos tontos, o algo ha pasado con el acuerdo", remarcó el presidente de Fiat y de la patronal de fabricantes de automóviles europeos.

Respecto a la reducción de las ventas en la mayoría de los mercados europeos, Marchionne aclaró que desde ACEA no se ha solicitado a la UE planes generalizados para incentivar la demanda. "No hay una posición unánime entre los fabricantes sobre incentivos a la compra", aclaró, matizando que "son medidas de carácter local que deben plantearse a cada Gobierno".

La cifra

60 millones de turismos se fabricaron el pasado año en el mundo, 15,7 millones de ellos en Europa, y 20 millones de vehículos comerciales, de los que casi 2 millones fueron en la UE.