Comparecencia de Monti y Hollande

Italia y Francia ven positivo el apoyo europeo al sistema bancario español

El primer ministro italiano, Mario Monti, y el presidente francés, François Hollande, coinciden en "valorar positivamente" las medidas adoptadas hasta ahora a nivel europeo para contrastar la crisis en Europa, así como "la última intervención en apoyo al sistema bancario español".

Monti así lo explicó hoy en una comparecencia conjunta con a Hollande tras la reunión que ambos mantuvieron en Roma, en la que abordaron, además, los instrumentos necesarios para restablecer la confianza en los países más expuestos e "intercambiaron opiniones" sobre la "hipótesis" de una "emisión común de títulos".

El primer ministro italiano subrayó que las medidas y las actuaciones que se han llevado a cabo hasta ahora para contrastar la crisis "no son pocas, aunque no son suficientes". Así, aseveró que Francia e Italia coinciden en que los "importantes progresos alcanzados en cuanto a la gobernabilidad europea no son suficientes para poder mantener al euro al margen de las turbulencias del mercado".

Por todo ello, consideraron que es necesario actuar "reforzando los puntos débiles del sistema" con acciones sobre la "economía real y sobre aspectos financieros".

Asimismo, Monti afirmó que hay que prestar una mayor atención al crecimiento, "lo que no significa un abandono o una menor atención a la disciplina de balance". A este respecto, Hollande manifestó que existe la voluntad de hacer que el crecimiento sea "nuestro objetivo", también en la próxima cumbre del G20, que se celebrará los próximos días 18 y 19 de junio en Los Cabos (México).

El presidente francés hizo hincapié en que es necesario obtener recursos de forma "inmediata" destinados a "la recuperación de la actividad económica, para el crecimiento", al tiempo que destacó que Europa necesita dotarse de "mecanismos contra la especulación".

Hollande advirtió de que en el próximo Consejo Europeo no aceptará "medias tintas" y pidió que se adopten "mecanismos estables, duraderos y eficaces con recursos suficientes" que permitan proteger al euro de la especulación. Asimismo, recalcó que "el crecimiento, la estabilidad y la integración" son los tres principios sobre los que se debe asentar Europa.

Monti ha apostado abiertamente en los últimos meses por políticas de crecimiento en la UE, al igual que Hollande, desde que fuera elegido presidente, mientras que Merkel sigue siendo la abanderada de las políticas de austeridad en Europa.

Sobre la canciller alemana, Monti sostuvo que Merkel, al igual que los otros jefes de Estado y de Gobierno "está perennemente en busca de soluciones para Europa". "He tenido, con respecto al presidente Hollande, algunos meses más para discutir con Merkel y siempre he encontrado un gran interés común en encontrar las mejores soluciones, tanto bajo el perfil del crecimiento como en el de la estabilidad", agregó Monti.

La reunión entre Monti y Hollande de hoy precede a la cumbre del próximo día 22, que también se celebrará en la capital italiana, y a la que acudirán, además, Merkel, y el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy. Un encuentro, el del próximo día 22, que servirá para concertar posturas de cara a la cumbre europea de finales de junio.

El encuentro de hoy en Roma, tuvo lugar en un momento delicado para Italia, después de que el préstamo europeo acordado el pasado sábado para la banca española haya situado a las finanzas italianas de nuevo en el punto de mira de los mercados, a lo que se suma la incertidumbre para el futuro de la zona euro ante los comicios griegos del próximo domingo.