La oposición critica en bloque que el Gobierno no reconozca el rescate

Rajoy pide al BCE que actúe ya para que cuajen las reformas

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, reveló ayer en el Congreso que tres días antes de solicitar al Eurogrupo apoyo para la banca española, envió una carta a los máximos responsables de las instituciones comunitarias donde reclamaba al Banco Central Europeo (BCE) que actuara de forma urgente para evitar que las medidas de ajuste que está aplicando España "tengan los efectos positivos que deberían".

En la misiva, dirigida al presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso, y al presidente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, Rajoy advierte de que "el euro está en riesgo", y pide actuar de forma decidida para evitar un desenlace que pondría en peligro los beneficios del proyecto de integración europea.

La carta, que fue hecha pública ayer por La Moncloa (aunque está fechada el 6 de junio), señala al BCE como "la única institución que tiene hoy capacidad" para "estabilizar los mercados financieros y para reducir las primas de riesgo" y así despejar las dudas que se ciernen sobre la capacidad financiera de algunos de los Estados miembros.

El presidente del Ejecutivo no hace una referencia expresa a la situación de la banca española puesto que la carta es del miércoles de la semana pasada, cuando el Gobierno aún negaba que fuera necesario pedir ayuda exterior para recapitalizar al sector. Tres días después, el Eurogrupo concedía a España una línea de crédito por un importe máximo de 100.000 millones de euros para sanear a las entidades financieras en dificultades.

Rajoy también pide a Barroso y van Rompuy avanzar hacia una mayor integración fiscal y bancaria en Europa, con la creación de autoridades específicas en esta materia, y un fondo de garantía de depósitos comunitario.

Polémica en el Congreso

Durante la intervención del presidente del Gobierno en el pleno del Congreso, el debate estuvo marcado por la forma de denominar al apoyo recibido por la banca europea. Para la oposición, se trata de un rescate. Para el Gobierno y el Partido Popular, se trata de un apoyo puntual para el sector financiero que no lleva aparejada imposiciones macroeconómicas.

Hasta 44 veces pronunciaron los diputados de la oposición la palabra. Los miembros del Gobierno preguntados en la sesión de control, tan solo tres veces. Fue la ministra de Sanidad, Ana Mato, respondiendo a una pregunta del PSOE: "Me habla usted de recortes y también de rescate, y ya le digo que ni lo uno ni lo otro"... "Yo creo que ustedes esperaban que se produjera el rescate y tienen que cambiar el discurso porque este hecho no se ha producido".

Mariano Rajoy defendió que en este momento es "fundamental y prioritario" apoyar al sector bancario, como el resto de socios europeos ya hicieron en 2009, y celebró que la Unión Europea haya ayudado a España con la concesión de un "crédito" de 100.000 millones de euros para este fin. El presidente recordó que los Estados miembros gastaron en inyecciones de capital a las entidades financieras 1,5 billones de euros.

Rajoy justificó la decisión de recurrir a fondos europeos para recapitalizar a la banca porque actualmente España "no puede emitir deuda pública" para obtener el dinero necesario.

El líder de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba, defendió la creación de una comisión en el Congreso que "investigue a fondo y supervise" la ayuda de 100.000 millones, porque "el diablo está en los detalles", y pidió que se delimiten las "responsabilidades políticas y económicas" de la actual situación. "No puede pretender que nos creamos que el espectáculo de Bankia no tiene ninguna influencia en lo que ha pasado".

"Repita conmigo"

La anécdota de la sesión de control la protagonizó la líder de UPyD, Rosa Díez. Le dijo a Rajoy: "A usted no le va a pasar nada por reconocer la verdad, por hacerlo en sede parlamentaria y por llamar al rescate, rescate. Dígalo conmigo: rescate. Rescate limitado, rescate financiero, rescate light, pero rescate".