También puso en vigilancia a Abertis y bajó la calificación de Enagás y REE

Fitch sigue a S&P y coloca a Repsol al borde del bono basura

Fitch ha rebajado un escalón el rating de Repsol, que pasa de BBB a BBB-, con lo que queda a solo un peldaño del bono basura. Fitch entiende que Repsol no percibirá del Gobierno argentino ninguna indemnización en efectivo por la expropiación de YPF ni a corto ni a medio plazo, y tampoco recuperará el dinero prestado al grupo Petersen para que comprara el 25% de YPF hace unos años.

La perspectiva asociada al rating de Repsol es negativa, teniendo en cuenta la incertidumbre sobre la ejecución de su plan estratégico en la actual fase, así como la debilidad de la economía española, según un comunicado de la agencia.

Fitch se alinea así con Standard & Poor's que colocó el rating de la petrolera al borde del bono basura. Queda por ver la calificación que le dé la agencia Moody's, aunque se prevé que sea la misma.

REPSOL 14,74 0,14%

Un día después de rebajar el rating de España, Fitch también puso en vigilancia a Abertis y bajó la calificación de Enagás y REE, pero las saca de la vigilancia negativa, en la que están las eléctricas.

Rebaja a Telefónica

Fitch ha rebajado también la perspectiva de Telefónica a negativa desde estable, aunque ha mantenido el rating a largo plazo en BBB+ (calidad aceptable) debido al debilitamiento de algunos de los mercados, como España, Reino Unido y Europa del Este.