La vicepresidenta quiere respetar el proceso de análisis del FMI y las auditorias

El Gobierno está a la espera de las cifras para tomar una decisión

El Gobierno no ha dicho ni que sí ni que no a la posibilidad de rescate bancario. "Estamos a la espera de las cifras", ha dicho la vicepresidenta del Ejecutivo en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros.

Se le preguntó por un sí o por un no, pero la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, se excusó en la complejidad del asunto para escapar a la concisión. ¿Pedirá España este fin de semana el rescate para sus bancos en apuros?, fue la pregunta. No hubo respuesta cerrada.

"En estos momentos, el FMI está trabajando y también los evaluadores para ver cuáles son las cifras del saneamiento financiero. El Gobierno tiene que esperar. Una vez que se conozcan las cifras, el Ejecutivo tomará una decisión al respecto", fue la respuesta de la vicepresidenta.

Santamaría aludió al respeto que se debe a los procedimientos y a la necesidad de conocer las cifras antes de dar ninguna respuesta.

La vicepresidenta tampoco concretó demasiado sobre la supuesta reunión del Eurogrupo convocada para este fin de semana para debatir el rescate a España, según aseguran las agencias Reuters y Bloomberg. Santamaría negó que hubiera una reunión formal. Tampoco le consta que haya una técnica, pero ahí reconoció que no conoce la agenda de cada ministerio. Según la información que ha trascendido, este fin de semana los ministros de Economía de la eurozona mantendrían un encuentro telefónico.

Para no agrandar la confusión, Santamaría tampoco quiso dar cifras sobre las necesidades del sistema financiero e instó a esperar a los resultados de las evaluaciones que está habiendo. Primero se conocerá la del FMI (es posible que el Gobierno y los responsables europeos la tengan ya en sus manos) y luego la de los auditores contratados para conocer el estado de salud de la banca. Estas empresas darán una primera cifra a mediados de mes y otra basada en un análisis más extenso y profundo a finales, explicó.