Calcula en 60.000 millones el coste de la reestructuración bancaria

Fitch rebaja tres escalones la calificación de España

La agencia Fitch ratings ha rebajado hoy en tres escalones la calificación de España, desde A hasta BBB, basándose en el incremento esperado de los costes de restructuración del sistema bancario.

La agencia ha rebajado también la nota a corto plazo de España, de F2 a F1. La perspectiva de las emisiones a largo plazo se sitúa en negativa.

En una nota emitida esta tarde, Fitch explica que la degradación se debe, entre otros factores, a que el coste más probable de la restructuración del sistema financiero ascenderá a 60.000 millones de euros, frente a los 30.000 que manejaba la agencia en su anterior estimación. Fitch no descarta que el coste escale hasta los 100.000 millones de euros en el peor de los casos.

También ha empeorado la agencia sus previsiones de deuda pública a medio plazo: en 2015 llegaría hasta el 95% del PIB suponiendo las necesidades bancarias de 40.000 millones. La anterior previsión limitaba el endeudamiento público en esa fecha al 82% del PIB.

Los malos augurios se extienden a la actividad, donde Fitch espera que España permanezca en recesión también en 2013, un ejercicio en el que hasta ahora esperaba una leve recuperación económica. Además, al agencia cree que el fuerte endeudamiento externo hace a España especialmente vulnerable respecto a un posible contagio de la crisis griega.

La agencia considera que la reducción de la flexibilidad financiera del Gobierno español está limitando su capacidad para intervenir en la restructuración del sector financiero, y ha elevado la probabilidad de ayuda financiera externa.