Pese a los ajustes autonómicos

El déficit de las comunidades en 2012 alcanzará el 2,2%, según Fedea

Las regiones acabarán el año con un déficit del 2,2%, superando el objetivo del 1,5% establecido por el Gobierno. Así lo recoge el indicador adelantado de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea). Este desajuste en las cuentas autonómicas se producirá a pesar de los planes de reequilibrio acordados en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF). Fedea aboga por subir los impuestos sobre el consumo y reducir los del trabajo.

Juan Rubio, experto de Fedea, ha explicado que el déficit de las comunidades autónomas rebasará en 0,7 puntos porcentuales el objetivo de consolidación fiscal fijado por el Ejecutivo de Rajoy. Según esta organización, el desfase será consecuencia de la sobreestimación de los ingresos por parte de las regiones, que ha sido de 12.235 millones este año (unos 6.000 millones por el sistema de financiación autonómica, 3.000 millones en concepto de transferencias de capital, y otros 3.000 por el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados).

Las regiones que más se desviarán, según las previsiones de Fedea, serán Castilla-La Mancha -con 3,4 puntos-, Murcia -con 2,2 puntos-, Baleares -con 1,9 puntos-, y Comunidad Valenciana -con 1,8 puntos-.

Por el contrario, hay tres comunidades que cumplirán con el objetivo: Madrid -con un margen de 0,7 puntos porcentuales del PIB-, La Rioja -0,5 puntos-, y Galicia -0,4 puntos-.

Asimismo, Rubio ha asegurado que, aunque "se han dado algunos pasos", las medidas acometidas por el Gobierno "no son suficientes", por lo que ha abogado por subir los impuestos sobre el consumo y reducir la imposición sobre el trabajo. "No podemos tener una presión fiscal a la americana y un gasto a la alemana", ha apuntado.

En este sentido, ha alertado de que la estructura poblacional española agravará la situación en el futuro, por lo que si se quiere conservar el actual Estado del bienestar, "hay que subir los impuestos nos guste o no".

Otras de las propuestas realizadas por Fedea son la eliminación de las deducciones y de los ITP y AJD, la introducción de una tasa sobre el patrimonio "al estilo de Francia", y la supresión de la irresponsabilidad fiscal, el "caos institucional" que "ya caracteriza a muchas de las comunidades autónomas".

Rubio ha advertido de que la actividad económica de España se sitúa en niveles similares a los de la crisis de 1992, por lo que ha considerado que "la situación es preocupante", y ha instado a que se reduzca la "opacidad" de las comunidades autónomas y se trabaje por mejorar la credibilidad de la nación de cara a los mercados.