Referéndum

Un 60% de los irlandeses respalda la ratificación del tratado fiscal europeo

Un mensaje en Twitter adelantó el viernes que Irlanda había respaldado vía referéndum el Tratado de Estabilidad, Coordinación y Gobernanza de la Unión Europea. "El sí lo ha conseguido. Buena campaña del no. La prometida estabilidad no va a aparecer", escribió poco después del mediodía Paul Murphy, eurodiputado del Partido Socialista y cabeza visible de la campaña contra el documento, que solo permitirá a los Estados un déficit máximo del 0,5% del producto interior bruto (PIB). A primera hora de la tarde, las autoridades confirmaron el mensaje de Murphy. Los irlandeses habían dado su apoyo al tratado: el 60,3% votó a favor; el 39,7% en contra.

El sí de Irlanda en un referéndum con una participación del 50,3% supone una victoria para el Gobierno de coalición del democristiano Fine Gael y de los laboristas, y una derrota para el Sinn Féin y la Alianza de la Izquierda Unida. Estas dos formaciones habían presentado la votación como una oportunidad para rechazar las políticas de austeridad que impulsa Alemania. El sí recibió más apoyo en los barrios de clase media mientras el no obtuvo mejores resultados en los barrios obreros.

El tratado entrará en vigor si lo ratifican 12 de los 17 miembros del euro -Irlanda ha sido el único que lo ha sometido a referéndum-. El documento permite a la Comisión Europea y a cualquiera de los demás Estados firmantes llevar ante el Tribunal de la Unión Europea al país que no haya inscrito en sus leyes la exigencia del equilibrio presupuestario. La corte podrá imponer sanciones de hasta el 0,1% del PIB.

El resultado facilita la financiación de Irlanda con fondos europeos más allá de 2013, cuando se haya acabado el plan de rescate internacional pactado en noviembre de 2010, de 85.000 millones de euros. Tras ratificar el tratado, el país podrá acceder al Mecanismo Europeo de Estabilidad, dotado con 700.000 millones de euros y creado para proteger a través de créditos a los Estados con problemas financieros.