Los expertos prevén que la CNMV autorice hoy la vuelta a la cotización del valor

Las acciones de Bankia se enfrentan al examen de los mercados

Los accionistas de Bankia aguardan hoy el regreso de la acción al parqué, después de que fuera suspendida de cotización por la CNMV el viernes a petición de la propia entidad. Los expertos esperan que los títulos se desplomen y dudan que los minoritarios acudan a la ampliación de capital que ha previsto realizar el banco.

Nuevo mazazo para los accionistas de Bankia. La entidad anunció el viernes que pedirá otros 19.000 millones de ayudas públicas, para lo que llevará a cabo una ampliación de capital de 12.000 millones (la capitalización de la entidad es de 3.130 millones de euros). La operación, que cuenta con derecho de suscripción preferente y se llevará a cabo el próximo mes de octubre, tendrá un fuerte efecto dilutivo en unas acciones que ya arrastran un fuerte castigo en Bolsa. El jueves cerraron a 1,57 euros por título, muy cerca del mínimo histórico de 1,42 euros que marcaron el pasado día 17 de mayo. Con ello acumulan una caída del 58% respecto a su precio de salida al mercado (3,75 euros) el pasado 20 de julio. Solo en lo que va de año Bankia ha bajado más de un 56%.

La propia entidad pidió el viernes que se suspendiera su cotización en Bolsa y, una vez que ha remitido todos los detalles de su plan de saneamiento, lo más probable según los expertos es que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) dé luz verde para que regresen hoy al parqué. Los expertos consideran que el valor se desplomará. "No hay nada que despeje las dudas sobre la viabilidad futura de Bankia. La aportación de capital requerida no es en sí misma garantía de viabilidad en un entorno fundamental y operativo que sigue y va a seguir deteriorándose. ¿Quién va a suscribir la ampliación de capital?, después del fiasco de la salida a Bolsa o de las preferentes", explica Félix González, socio director general de Capitalia Familiar EAFI. Añade que su firma sigue aconsejando minimizar al máximo la exposición del ahorro al riesgo de balance de la banca española.

Es una opinión mayoritaria entre los analistas. Un 72% de los expertos recomienda vender el valor y el 28% restante mantener, según datos facilitados por Bloomberg. Ninguno aconseja comprar. No obstante, el precio medio objetivo que dan las firmas de análisis es de 2,43 euros por acción, muy por encima del último cambio marcado el jueves, si bien lo más lógico es que esta referencia se revise a la baja en los próximos días.

BANKIA 1,71 -0,99%

El presidente de la entidad, José Ignacio Goirigolzarri, señaló el sábado en la presentación a analistas que la intención es que el valor siga cotizando en Bolsa y confirmó que el grupo no repartirá dividendo entre sus accionistas, al menos en este año. "En ningún momento nos hemos planteado dejar de cotizar", aseguró Goirigolzarri, y añadió que es muy importante "el contraste del mercado".

Respecto a las condiciones de la ampliación de capital, no quiso desvelar detalles. "Es importante dar el derecho de suscripción preferente dado nuestra estructura de accionistas", afirmó. Y puntualizó que si los minoritarios deciden acudir a la operación las necesidades de la entidad serán inferiores a los 12.000 millones de euros, asegurados por su matriz Banco Financiero de Ahorros (BFA).

El viernes, Bankia remitió a la CNMV sus cuentas de 2011, en las que desveló pérdidas de 2.979 millones de euros, frente al beneficio que había publicado antes de 309 millones. También tendrá que corregir los resultados del primer trimestre del presente ejercicio, algo que anunciará, según avanzó Goirigolzarrri a los analistas, esta semana o la siguiente.

A la espera

Tres puntos pendientes:

Dividendo: La entidad no repartirá dividendo este ejercicio.

Ampliación: Aún no se conocen detalles sobre las características de la operación, que está prevista para el próximo mes de octubre.

Cotización: El valor ha perdido un 58% desde su salida a Bolsa.

Una solución para las preferentes

La entidad financiera prevé dar una solución a los clientes que han quedado atrapados con las participaciones preferentes antes de la junta general de accionistas, prevista para el próximo 29 de junio. "Buscaremos una solución para las preferentes en el plazo más corto posible", aseguró Goirigolzarri tanto en la rueda de prensa como en su posterior encuentro con analistas.

El presidente de Bankia, además, descartó que se canjeen por capital y afirmó que en estos momentos encontrar una alternativa para los afectados "es nuestro objetivo más importante". "El tema de preferentes y subordinadas es un tema que tiene un entorno regulatorio muy definido. Cuando tengamos una solución, lo comunicaremos", explicó Goirigolzarri.

El grueso de estas participaciones preferentes corresponden a una emisión, de 3.000 millones de euros, que comercializó Caja Madrid en 2009 y que vendió de manera masiva en la propia red de sucursales de la entidad.

Las participaciones preferentes son un producto altamente ilíquido y su carácter perpetuo hace que no se pueda recuperar lo invertido salvo que el emisor quiera rescatarlo.