Un tribunal británico permite a Ferrovial recurrir la venta de Stansted

Un tribunal británico ha dado este lunes permiso a BAA, filial de Ferrovial de gestión de aeropuertos en Gran Bretaña, para presentar una alegación contra el dictamen de la Comisión de la Competencia (CC) que obligaba a la compañía a vender el aeropuerto inglés de Stansted.

Fuentes de la empresa han informado a de que comenzarán "tan pronto como sea posible" los trámites para presentar el recurso.

BAA, controlada en un 49,9% por Ferrovial, perdió el pasado 1 de febrero un recurso ante el Tribunal de Apelación de la Competencia británico, que reafirmó lo establecido por la CC hace tres años cuando le exigió la venta del aeropuerto londinense de Gatwick, del de Stansted y de uno de los dos aeropuertos escoceses que operaba, Glasgow o Edimburgo.

Las fuentes consultadas han precisado que la empresa ya se deshizo del de Gatwick y que ya ha acordado vender el de Edimburgo.

Además de las mencionadas infraestructuras, BAA gestiona los aeropuertos de Southampton (Inglaterra), Aberdeen (Escocia) y Heathrow (Londres), uno de los de mayor tráfico de Europa, y a ninguno de estos tres les afecta el dictamen de la CC, que consideró que la posición de la filial de Ferrovial iba en detrimento de la competencia.

La autoridad de Competencia británica ha insistido siempre en que la venta de los aeródromos está justificada porque los pasajeros y las aerolíneas se beneficiarán de una mayor competencia si los aeropuertos están en manos de distintas empresas.

En respuesta a la exigencia de la CC, BAA vendió Gatwick al fondo de inversión con sede en EEUU Global Infrastructure Partners por 1.500 millones de libras (unos 1.785 millones de euros) en 2009.

BAA considera que no es justo que tenga que vender Stansted por tener el también londinense de Heathrow, ya que son utilizados por aerolíneas distintas.