El selectivo cae un 0,36% semanal y el riesgo-país se coloca a un paso de los 500 puntos

El Ibex se instala en mínimos y la prima de riesgo se acerca a máximos

Pese a salvar la jornada en el último momento con un ascenso del 0,36%, el Ibex no ha conseguido salir de la zona de mínimos y continúa en niveles de 2003. La prima de riesgo, por su parte, ha escalado a 495 puntos básicos y se ha quedado a un paso de los 500.

La Bolsa de Madrid.
La Bolsa de Madrid.

Como viene siendo habitual en las últimas semanas la volatilidad continúa marcando el devenir de unos mercados que ante la falta de medidas concretas no consiguen encontrar su rumbo. En el último día de la semana, el Ibex ha conseguido esquivar las pérdidas y ha sumado un leve 0,13% hasta situarse en 6.543 puntos, mínimos de 2003. En la semana, ha caído un 0,36%.

Pero si la renta variable está sometida a una gran inestabilidad, la renta fija tampoco se ha escapado. La falta de acuerdos concretos ha llevado a la prima de riesgo española a marcar 495 puntos. La rentabilidad del bono español a 10 años ya se coloca en el 6,32%.

La semana comenzó con la reunión del G8 en EE UU. Allí, los líderes de las mayores economías del mundo no llegaron a un acuerdo explícito en materia económica y se limitaron a repetir lo que desde hace tan solo un par de meses vienen defendiendo para poder salir de la crisis. La fórmula es la de siempre: combinar estabilidad financiera con medidas de impulsen el crecimiento.

IBEX 35 9.231,10 -0,46%

Ante la inestabilidad que domina en la eurozona, donde Grecia se convierte en el problema más inminente, el presidente Barack Obama se sumó a aquellas voces que piden que el BCE actúe para apoyar a economías como la italiana y la española que en los últimos meses no han parado de anunciar nuevas reformas. Además de una bajada de tipos, algo con lo que no para de especularse, la compra de bonos permitiría tomar un respiro a los diferenciales.

La gran cita de la semana ha pasado por Bruselas. Allí, el Eurogrupo se reunió para celebrar una cumbre sobre el crecimiento y como era de esperar no se llegó a ningún tipo de acuerdo. El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, ante los rumores que apuntaban a la posibilidad de que la eurozona esté preparando un plan de contingencia, señaló que la intención de todos es que Atenas siga perteneciendo al euro para lo cual considera imprescindible que continúe la senda reformista. Por su parte, el comisario europeo de Comercio, Karel De Gucht, ha matizado sus declaraciones sobre una hipotética salida de Grecia del euro. Gucht ha asegurado que la Unión Europea debe prepararse pero recalcó que la intención de los 27 es que el país permanezca en la zona euro.

Mariano Rajoy, en su encuentro horas antes de la cumbre con François Hollande, señaló que la prioridad a día de hoy es obtener financiación y sostenibilidad de la deuda. Para ello emplazó al BCE a que ponga fin a su política que lleva manteniendo desde hace ya diez semanas.

En nuestras fronteras, el asunto del día ha sido, una vez más, el sector financiero. Esta mañana todas las miradas estaban puestas en la noticia que se conocía el miércoles por la tarde, es decir, la posibilidad de que se cree un banco público que englobe a todas las entidades controladas por el FROB. Las dificultades abiertas en el proceso de subastas de las cajas ha llevado al Gobierno a idear un plan B. Asimismo, Bankia y su consejo de administración, en el que se aprobará la petición de ayudas públicas por valor de 15.000 millones de euros, también concentran la atención.

También en clave interna, el presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha alertado hoy sobre las dificultades de Cataluña para atender los vencimientos por valor de 13.000 millones de euros a los que está obligada este año la comunidad. Mas ha reclamado un mecanismo de financiación estatal para hacer frente a los pagos.

En el mercado de divisas, el euro tampoco ha vivido una buena semana. La divisa europea ha perdido terreno frente al dólar y se cambia a 1,2519 'billetes verdes'.